Extra

Deportes

Por un lado pidió perdón y, por el otro, Ortega festejó su gol

El jugador franjeado anotó contra su antiguo equipo, Sportivo Luqueño, en el triunfo por 2 a 0 del Decano.

Con un menú acorde a la Semana Santa, el Franjeado le bajó un Chanchón, adelantando la última cena. El Decano venció por 2 a 0 a Luqueño, apretando el acelerador a fondo, para alejarse mucho más en la carrera hacia el título.

El primer gol fue obre de Brian Montenegro, a los 41 minutos. El Expreso Decano estuvo en automático, hasta los 64 minutos, momento en que se decidieron meterle pata de nuevo al acelerador y sellar el segundo tanto, por obra y gracia del Sicario Jorge Ortega.

Ortega llamó la atención cuando, tras el tanto, separó a la hinchas del auriazul con un gesto hecho con el brazo, juntó las manos, y les pidió disculpas. Señalando el lado contrario del estadio, gritó y celebró el gol del triunfo.

Además, el Sicario franjeado festejó ayer su cumpleaños número 28.

Embed

Embed

De esta manera, el Rey de Copas pide permiso y se abre paso rumbo a sumar otro trofeo local a sus vitrinas.

Mientras que el Auriazul, si bien se frenó, sigue respirando fuera de la zona de descenso, que es su objetivo principal.

Dejá tu comentario