Deportes

Perdieron 10-1 por culpa del coronavirus

Todo el plantel está en cuarentena y el rival no aceptó posponer el partido. Resultado histórico, pero vergonzoso en Rusia

¡En la cola está el veneno! Frase que va como anillo al dedo con lo que pasó ayer, en el reinicio de la Liga rusa.

Tras tres largos meses, se veían las caras el Sochi y Rostov. Y es que el colero, Sochi, que pelea por mantener la categoría, le liquidó a su rival, hasta podríamos decir, injustamente.

Rostov pidió socorro ya que seis de sus jugadores dieron positivo al coronavirus y todo el plantel principal de futbolistas y cuerpo técnico tuvieron que ir a cuarentena. La idea era posponer el partido para el 19 de julio, pero, ni tonto ni perezoso, el Sochi no aceptó eso.

Fue así que el rival no tuvo de otra que presentarse con sus juveniles, muchos de ellos ni siquiera alcanzan la mayoría de edad y ninguno había disputado un partido de esa importancia. Estos viajaron apenas 4 horas antes del duelo, y como era de esperarse, ligaron una flor de goleada.

“Fuimos inferiores a nuestros rivales en capacidad física”, dijo Roman Romanov, autor del único tanto del Rostov que terminó siendo humillado con un 10-1. El resultado fue calificado como algo nunca visto en un campeonato de Rusia.

“Animaremos a nuestros niños”, mencionó resignado Valeri Karpin, DT del Rostov que sigue cuarto en la tabla y con opciones de pelear la Liga de Campeones. En tanto que los incomprensibles sumaron los 3 puntos para salir un poquito de la zona del descenso.

Dejá tu comentario