Deportes

Olimpia, de "Maravilla" a la final

Con Derlis González anotando el primero y el último, Olimpia eliminó a Libertad en Copa Paraguay.

La lluvia previa no fue impedimento para la fiesta futbolera que se armó en el Defensores, donde, a ritmo de batucada y con el hincha de invitado, Olimpia venció a Libertad (5-4) y se metió en la Final de la Copa Paraguay.

La farra ya tuvo su primer guyryry cuando Barboza aplicó un manotazo a Derlis y el árbitro pitó falta. De esa infracción, a los 3 minutos nada más, el Léka ya sacó un pasito de baile: Saúl centreó a Roque y este asistió a Maravilla González que, de un derechazo, puso el 1 a 0 franjeado.

Con el susto encima, el Repollero adelantó sus líneas y al toque nomás logró un peligroso tiro libre que terminó sacando Salcedo. Ápe ha pépe la falta. Justamente a los 9’ tras una sobre el Willy, llegó otro susto para el plantel de Garnero por un remate de Antolín. El Guma devolvió la cortesía a los 10’ con un disparo de Bogarín y a los 19’, con un golpe de cabeza de Melgarejo, sin potencia.

Fue a los 23 donde pasó de todo: primero un testazo de Alcaraz, luego un chute de Mateo, pero San Martín Silva salvó ambas, mientras que Viera quitó la de Ortiz que casi amplía.

A los 35, los dirigidos por el Dany concretaron; una jugada de Piris terminó en la cabeza de Melga, quien decretó el 1-1. Derlis ganó en velocidad, pero el capi mandó la caprichosa a la vecindad del Chavo. En tanto que Bogarín asustó con una picante pelota parada y fueron a vestuario.

En la complementaria el que más propuso fue el Decano. A los 54’, Santa Cruz se perdió una clarita en el área. Libertad volvió a llegar con la asociación Piris-Melga, mientras la O se refrescó con el ingreso de Sosita. Este último tuvo el segundo en sus pies, a los 71’, pero el portero albinegro la mandó al córner. Casi casi se dio el doblete de Lorenzo a los 77’ y el palo le dijo que no. El pleito fue a penales.

Olveira, clave

El primero luego ya tapó Olveira a Vangioni, en tanto que cumplieron su parte Pollo, Quintana Richard, Walter y Derlis. El Rey llega a su segunda final, eliminando al último campéon.

resumen.JPG

El Danzarín también inscribe su nombre

Ya conociendo al primer finalista, Sol de América y Tembetary saltaron al campo de juego para pelear por el último boleto a la final de la Copa de Todos. Un elenco azul que ponía sus fichas en un picante Francisco Da Costa por un lado, un plantel Rojiverde comandado por el experimentado Manuel Maciel por el otro. Así arrancó el partido que de entrada ya fue vistoso.

Fueron los danzarines quienes llegaron primero generando un ataque que terminó en el oparei. Tembe respondió a los 10’ con un zapatazo de Maciel que acabó para arriba.

La más clarita fue para el equipo de Primera. Tras un centro de Cazal, Toledo llegó con una espectacular palomita, pero el cabezazo fue abierto y afuera.

A los 44’, nuevamente Cazal metió un pase de taco a Rojas, este sacó un centro y el “Chico” probó de un testazo, sin éxito.

En la Segunda etapa ambos planteles cargaron pilas. A los 51’, Da Costa cabeceó ante el arquero rival que se quedó rendido en el suelo y, cuando parecía que se venía el primer gol solense, el capitán rojiverde, Olmedo, salvó también de cabeza. Seis minutos después, los de Villa Elisa se perdieron la chance. Roa frenó al brasileño y el árbitro pitó la pena máxima. Tras chequeo VAR, Da Costa pateó esquinado pero su tocayo Francisco Peralta le tapó el disparo. A partir de ahí, Sol fue impreciso; Tembetary martillaba. A los 75’, con una gran jugada de Fernández y una de Roa, el Tembe casi hace historia. Con Campisi salvando a los 89’, Sol fue hasta los penales.

Campisi, determinante

Allí fue más eficiente el Danzarín (5-4) quien por primera vez se mete a esta instancia de la Copa Paraguay. Los rojiverdes se despiden con la frente en alto.

Dejá tu comentario