Deportes

"Me quieren matar, le pido perdón a todos"

Amenazaron a los que se tomaron fotos con el ataúd.

Claudio Fernández y su hijo Ismael están en el ojo de la tormenta tras la muerte de Armando Maradona.

Ambos aparecen en una foto al lado del cajón de Diego y la imagen se viralizó en un sapy’aite.

Los hombres, que son empleados de la cochería Pinier, comentaron que están pasando los peores momentos de su vida ya que no solo los busca la Justicia sino que también los fanáticos del ídolo fallecido.

“He recibido amenazas. Soy de barrio, me conocen. Me dicen que me van a matar, que me van a romper la camioneta, amenazan a mis hijos”, reveló Claudio a Radio 10.

Él no sabía, dijo

El señor contó que hace tiempo trabaja en esa funeraria y jamás se atrevió a una cosa así. Explicó que ni siquiera fueron ellos los culpables. “Estábamos acomodándolo, ya para llevarlo, y me dicen 'flaco' y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto. Pido perdón a su familia, a todos”, tiró.

Mencionó que ya le hizo el servicio de sepelio al papá de Maradona y al cuñado, que nunca le pidió una foto y que jamás lo haría estando muerto.

“No soy de esa clase de personas. Esa foto no fue sacada de mi teléfono”, resaltó al momento de revelar que las amenazas fueron de un grupo de Argentinos Juniors.

Audio filtrado

El otro que está en problemas es Diego Molina. “El chavón (Molina) debe tener los minutos contados de vida porque ‘La 12’ (barra de Boca) lo va a hacer mierda. Lo van a matar por sacar esa foto. Preso, multa y muerte”, decía el audio que se viralizó.

Testamento

“Les digo a todos que no les voy a dejar nada, que voy a donarlo”, había amenazado una vez Maradona. ¿Será?

Un allegado a la familia que no quiso dar su nombre, reveló al portal AFP que Diego no dejó escrito alguno. “Se viene una gran pelea. No dejó testamento”, mencionó.

No se sabe además cuál es el patrimonio en juego, ni si llegó a pensar en dividir sus bienes.

Dejá tu comentario