Deportes

Lleva más de 60 años siendo un fiel seguidor del Ciclón

"La pasión no morirá con él, será un hincha hasta en el más allá", expresó su hijo.

Fanáticos del fútbol hay muchos, hinchas de clubes también, pero pocos son los que adoptan como un verdadero estilo de vida la pasión por los colores.

Don Amancio González es un ejemplo de ello. Toda su existencia estuvo, está y estará envuelta en rojo y azul. No hay demasiados secretos en cómo se hizo hincha. “Cuando era joven llegó a la capital desde Isla Pucu, Cordillera, estudiaba en el Salesianito.

MASTER CONTRATAPA A1,ph01~037273_20809693.jpg

Un día se fue a la cancha y se enamoró de esos colores”, contó orgulloso a EXTRA su hijo Richard. Amancio cumplirá 85 años en diciembre y es uno de los socios más fieles de la institución, ya que desde 1.958 da su aporte sin fallar.

“Él llegó a ser dirigente de Cerro en la época de Abraham Zapag, siempre estuvo involucrado en todo lo que tenía que ver con el club”, explicó el familiar.

No abandona

Años atrás sufrió un derrame que dejó algunas secuelas en su cuerpo, pero eso no le impidió seguir yendo a la cancha. “Papá dice que si no le llevo, se va a ir en colectivo nomás, lo peor es que es capaz”, expresó Richard.

LUN20200629 CONTRATAPA A1,ph04_8053_20809708.jpg

Mucho se le suele criticar al hincha azulgrana por tirar la toalla muy rápido, don Amancio es la excepción. “Me hace callar cuando a veces les reto a los jugadores porque no salen las cosas”, dijo entre risas.

LUN20200629 CONTRATAPA A1,ph03_27278_20809699.jpg

El socio vitalicio siempre apoya al Ciclón, en las buenas y en las malas. Sus ídolos son Saturnino Arrúa y Roberto Cabañas, siendo testigo del exquisito estilo de juego que ofrecían en ese entonces. “Papá respira Cerro, su pasión no morirá con él, será un hincha hasta en el más allá”, aseguró Richard.

Alquilaba micro para hinchas

Los recuerdos detrás del club de sus amores son muchos e imborrables. Existen álbumes enteros con imágenes que captaron las grandes aventuras que vivía acompañando al Club del Pueblo en los encuentros tanto locales como internacionales. “Viajó por toda Sudamérica”, contó Richard.

Don Amancio en su época de juventud era presidente de un comité de barrio.

20200629-024 A1,ph01_4921_20809756.jpg

“Después del asado de los domingos, alquilaba un colectivo y todos los cerristas del barrio iban a la cancha. Cuando eso se jugaban los partidos a las 15:30. Era con luz natural”, detalló el hijo.

Era esa la manera en cómo organizaban la llegada de los fanáticos a zona norte. Uno de los episodios que quedan guardados en un rincón muy especial del corazón de Amancio fue un partido que se jugó en la época de los 70. “Nunca se olvida de la remontada de Cerro frente al Santos. Cada vez que lo recuerda no puede evitar echar algunas lágrimas”, mencionó el también seguidor azulgrana.

Dejá tu comentario