Deportes

La Ña Tora concepcionera que cuida a Kiño

La historia del juvenil Morales, elegido por Chiqui. Comenzó en la O, pero terminó en la vereda de enfrente.

Siendo apenas un adolescente salió a aventurarse al mundo para perseguir sus sueños, así como acostumbra correr detrás de la caprichosa.

Desde muy chiquito le enseñaron el valor de la disciplina y fruto de aquel esfuerzo hoy aparece en la lista del DT Francisco Arce. El juvenil Robert Osmar Morales Benítez (21) espera la oportunidad de salir a demostrar por qué el Chiqui pidió que sea incorporado al club de Barrio Obrero.

“Mitã’i akã hatã, pero tranquilo, sereno, maduro”, así lo describe su mamá Lourdes Benítez, principal mentora de un goleador nato.

“A los 15 se fue a Asunción y recuerdo que fue todo muy difícil, no tenía si quiera dónde vivir”, contó Lourdes a EXTRA.

Una vez más, la madre tocó puertas que terminaron abriéndose. “Soy mamá soltera y crié a mi hijo con sacrificio, muchos me llaman Ña Tora porque nunca me perdí una sola práctica de mi hijo, siempre estoy cerca. Busqué, pedí y así conseguí un lugar para él”, señaló entre risas.

Hílore

Benítez no duda en señalar que Kiño, apodo con el que se lo conoce al jugador en su natal Concepción, fue educado con muchas exigencias.

“Tenemos una relación muy especial, hablamos mucho. Yo ponía horas y él las respetaba”, dijo.

Con Ña tora.jpg

Robert es de gustos sencillos aunque su mami señala que tiene dos vicios: el jugo natural y el caldo. “No es delicado, come cualquier cosa, pero como todos, tiene sus preferencias”, expresó.

Al ser consultada si se considera una mamá celosa, chuleó como toda una crack. “Solo espero que mi hijo esté con una mujer que lo trate bien. Hasta donde sé, no tiene novia”, aseguró soltando una carcajada.

Lourdes recordó el día que firmó contrato con Cerro en febrero pasado. “Me llamó y estaba feliz por la chance que Dios le estaba dando una vez más”, indicó.

Trayectoria

Es de la cantera de Olimpia

Llegó a Olimpia proveniente del Sportivo Obrero de la Liga Concepcionera donde debutó a los 15. También jugó futsal por la Sele de Horqueta y Concepción; en ambos casos terminó siendo el máximo artillero, pero según ña Lourdes le pidió que eligiera o fútbol de salón o de campo. Su solitario juego con la camiseta del Decano en la categoría de honor fue el 9 de mayo del 2017 ante Guaraní. Luego, ya no lo tuvieron en cuenta y hoy busca su lugar en el plantel del archirrival.

Dejá tu comentario