Extra

Deportes

Juan se rompió el lomo para ayudar a su familia

El cerrista contó que se inspira en sus seres queridos.

Se confesó ante las cámaras. En otra edición de Tereré con, emitido por la página del Club Cerro Porteño, el pilar de la defensa, Juan Escobar, recordó su infancia. Según él, era un chico muy cabezudo, un poco inquieto y le gustaba escaparse para ir a jugar con sus vecinos.

El zaguero contó que su sostén siempre fue su familia, que lo inspiró a sudar la gota gorda.

“Siempre desde chico fue díficil para mi familia, por todo lo que estábamos pasando. Sabía que si trabajaba mucho, iba a tenerlos bien a ellos. La familia te motiva a trabajar tranquilo, sin preocupaciones, ayuda a estar fuerte mentalmente”, aseguró el azulgrana.

A su vez, recordó que a raíz de una llegada tardía en su época como jugador de Colegiales, no jugó más; pues antes era enganche. Seguidamente, le bajaron de mediocampista y por último de central. Entre sus ídolos, se encuentra Sergio Ramos, y le gustaría jugar en el PSG.

Juan no dejó pasar la ocasión y tiró flores al Azulgrana. “Ahora tengo la oportunidad de estar en Cerro, busco aprovechar la oportunidad, soy un bendecido. La experiencia de defender estos colores es muy linda”, añadió Escobar.

Por último, pese a que está en la vereda de enfrente, alabó al Babygol. “Siempre me gustó Roque Santa Cruz, siempre le tuve de ídolo a él. Antes lo veía por TV, marcarle es complicado”, sentenció el joven ídolo de la afición.

Dejá tu comentario