Deportes

Joven que usa prótesis da cátedra de piki en Ñemby

Benjamín domina la pelota como un verdadero crack. Desafía al León Guaraní a un mano a mano.

Hubo como una conexión muy especial con la caprichosa cuando apenas era un bebé. “A los pocos meses, cuando le dejaban en la cuna, su obsesión por la pelota era algo que nadie podía entender, había personas que le regalaban camioncitos, tractores, muñecos de esos héroes, pero no... a él solo le interesaba esa cosa redonda”, contó a EXTRA Lourdes García.

Así es como ella recuerda aquellos primeros pasos que dio como mamá de Benjamín. El niño nació sin la pierna derecha, razón por la que Lourdes emprendió una campaña para que su hijo pudiera acceder a una prótesis. Viajó a la Argentina donde finalmente consiguió y luego retornaron al país.

“A los 8 meses ya gateaba y era una locura verlo recorrer por el patio con las rodillas, así fuimos dándonos cuenta todos que su pasión por la pelota es única y parece a propósito que el haber nacido así no es impedimento para él en absolutamente nada”, aseguró.

Embed

Prueba de ello es el gran talento que muestra jugando piki vóley, deporte con el que asombra a todos. “Con el perdón de la palabra pero ni los chicos que están completos no tienen el manejo del balón que tiene Benja. Él se apoya por su prótesis y usa la zurda para jugar. Además de ser un muy buen cabeceador”, comentó su tío, Juan García.

Un sueño

Benjamín vive en el barrio Rincón, de Ñemby, tiene 15 años y todos los días practica frente a su casa, donde con ayuda de sus amigos construyó una canchita.

Según su mamá tiene un gran anhelo dentro de su corazón. “Él desea ser kinesiólogo de los jugadores de Cerro si es posible”, tiró entre risas Lourdes.

En medio de la larga lucha que lleva con su hijo, la mujer dijo estar orgullosa porque su retoño es un ejemplo de que los obstáculos están para ser vencidos. “Me expresó que su mejor regalo en la vida fue su primera prótesis”, recordó emocionada García.

Quiere jugar con Haedo

Benjamín es un hincha fanático del Ciclón, desde chico sus tíos lo llevaban a la cancha y en una ocasión tuvo la suerte de compartir con su ídolo Nelson Haedo. “En esa oportunidad Nelson le regaló su camiseta de entrenamiento y le había dicho que le regalaría la camiseta oficial del club. Ahora que es un poco más grande le desafía a jugar un partidí”, refirió Juan. Están a full con esa campaña para ver si el ex capitán azulgrana cumple su promesa con el muchachito.

Dejá tu comentario