Extra

Deportes

Hincha del Mineiro encontró el amor en Asunción gracias a la Copa

Vino para ver la final de la Libertadores ante Olimpia y quedó flechado por una italiana residente en nuestro país.

Cerro Porteño se apresta a recibir mañana al Atlético Mineiro de Belo Horizonte, Brasil, en el juego revancha que había ganado el Ciclón en la ida, por la Copa Libertadores.

En este contexto, un medio del vecino país rescató la historia de amor de un “torcedor” que había venido a Asunción para asistir a la primera final del 2013, cuando el “Galo” enfrentó a Olimpia y perdió por 2-0 (en la vuelta, ganaron los brasileños y después se consagraron campeones, en penales).

Se trata de Guilherme Silva, quien tuvo muchos problemas para ingresar a nuestro país, porque no trajo sus documentos requeridos. “Fui con una cédula de la orden de los músicos, que en Brasil es válida como cédula de identidad. Después de 24 horas de viaje, en la entrada de Migración, tuvo muchos problemas; dijeron de que no podría pasar. Me desesperé, dijo el joven al enviado especial a Asunción del portal digital Super Esportes.

Contó que después de muchas trabas, logró seguir viaje a nuestra capital, donde consiguió ayuda de un desconocido y así pudo llegar hasta el estadio Defensores del Chaco, aquella noche del 17 de julio del 2013. Le hicieron la prueba de alcotest para dejarlo entrar para asistir el crucial encuentro de su club.

Después del partido y con la derrota a cuestas, fue a su hotel, donde entabló amistad con la recepcionista, Vanessa Verón (italiana residente en nuestro país).

Vino a vivir a Asunción

A su regreso a Belo Horizonte, se percató de que la chica lo había encontrado en una red social y empezaron a chatear, con la ayuda del traductor de Google, según cuenta el medio. Luego, se enteró de que la joven estaba estudiando portugués, para poder conversar mejor con él, quien decidió venir a visitarla.

Fue recibido por ella, en el aeropuerto y pasaron casi una semana juntos, recorriendo Asunción y promocionado al Atlético Mineiro.

Al poco tiempo, ya estaban enamorados y ahora viven juntos en Asunción y esperan el partido de mañana.

“El Galo cambió mi vida, porque gracias al juego contra Olimpìa es que conocí a Gui; si no fuera así, él nunca habría venido aquí. Vamos a cumplir 5 años de noviazgo, todo porque tuvo la final de Libertadores, aquí en Paraguay”, comentó Vanessa.

Para Guillerme, el partido de mañana “es al todo o nada, no tenemos otra opción que ganar. El problema es ganar en Paraguay contra un equipo grande, uno de los dos mayores, que tiene hinchada enorme, estadio nuevo ...Es el juego más importante del año”.

Dejá tu comentario