Extra
Destacados

Deportes

En Luqueño se siente unos "pelotudos"

Jugadores del Chanchón exigen cobrar lo que el club les debe. Fuerte crisis en la República por falta de pagos.

Como una especie de manifestación, futbolistas de Luqueño fueron al Chiquero para exigir el pago de sueldos y premios que les adeuda la directiva.

Los jugadores ya no están dispuestos a esperar más tiempo porque desde hace dos meses que no cobran ni un guaraní. “Nos tienen como pelotudos, nos dicen que nos van a pagar un día y pasan para otro”, expresó el central Rubén Monges a la 1080 AM.

Para acompañar a los auriazules, se hizo presente el presidente de Futbolistas Agremiados del Paraguay (FAP), Rogelio Delgado, al que le extrañó la falta de recursos del club. “Ya es demasiada la paciencia que tienen los jugadores, con tanto dinero que genera el fútbol y no tengan para abonar los sueldos”, manifestó.

Apoyo de candidatos

También acudieron al lugar los candidatos que pugnarán el 30 de diciembre por la presidencia de la institución. El oficialista, Juan Darío Cáceres, contó que el Chanchón estaba esperando el dinero por la venta de Blas Armoa para ponerse al día con el plantel, pero finalmente solo se percibió el 5% del monto total. “Por 1 millón de dólares vendieron a Armoa, dejaron una seña de US$ 50.000 y falta el resto. Unos US$ 400.000 es la deuda que tiene hoy Luqueño”, especificó.

El postulante opositor, Daniel Rodríguez, habló del drama de los peloteros. “Ellos están pasando por un mal momento, hay jugadores que no tienen ni para pagar su alquiler”, lamentó.

En el Kure Luque hace un par de semanas que no hay cabeza visible por la renuncia del presi Walter Benítez y el único que da la cara por la comisión directiva actual es el tesorero Celso Cáceres, que se reunió con los afectados. La solución provisoria que le dieron al tema fue conseguir una mano de la APF con un adelanto de los derechos de televisación del 2019, para de esta manera pagar a los futbolistas auriazules más necesitados.

Para colmo de males, la empresa constructora que estaba refaccionando el Feliciano Cáceres, retiró sus elementos de trabajo del estadio porque tampoco cumplieron con ellos.

Dejá tu comentario