Deportes

El último gol que lo hizo desde un ataúd

El joven de 16 años salió a comprar gaseosa y terminó asesinado por policías.

Conmoción es la palabra que mejor encaja para definir lo ocurrido en México.

Un joven de 16 años de nombre Alexander Martínez Gómez, jugador de las inferiores de Monterrey fue brutalmente asesinado por policías el martes pasado.

El futbolista junto a un grupo de amigos había salido a comprar gaseosa, y, según los portales mexicanos, los uniformados a bordo de una patrullera los interceptaron, luego comenzaron a disparar sin motivo alguno.

Alexander fue el único que recibió heridas; murió al instante, mientras que sus acompañantes no sufrieron contusiones.

Ante lo ocurrido, familiares y amigos exigieron que se esclarezca el hecho. En todo Oaxaca usaron el hashtgag #JusticiaParaAlexander de manera a visibilizar la indignación. Sus compañeros no podían creer lo que pasó, pero en medio de tanto dolor decidieron rendirle un emotivo homenaje.

Llevaron el ataúd hasta la sede del club, lo colocaron frente a un arco y recrearon una jugada magistral donde Alexander fue la principal estrella.

Uno de sus excompañeros chutó la pelota que terminó chocando por el féretro y terminó entrando en el arco. En medio de lágrimas y gritos de dolor corrieron todos a abrazar el cajón festejando el último gol.

El momento fue filmado por uno de los presentes y se hizo viral en las redes sociales.

Dejá tu comentario