Deportes

El parque de Cerro que es todo un gran atractivo turístico

La familia Canata lo construyó frente a su casa. Jorge pidió que cuando muera su cajón sea azulgrana.

Cuando tenía 4 añitos, los reyes le trajeron una pelota con los colores rojo y azul. Pasaron 47 años de aquel regalo que simbolizó el inicio de una pasión que fue creciendo hasta convertirse en estilo de vida.

Hablar de Jorge Canata es hablar del cerrismo en su máxima expresión. Todo Ypacaraí conoce el amor que profesa hacia su querido Ciclón.

Y la prueba más fehaciente es que cada rincón de la casa ubicada sobre la avenida Antequera tiene los mismos colores que aquella pelota que le dieron cuando era un niño.

“Hoy día mis hijos ya están todos grandes así que yo solo trabajo para Cerro, todo lo hago para Cerro”, explicó a EXTRA.

Foto dos.jpg

Tal es así que decidió armar un miniparque en su vereda. “Me llevó un año y pico comprar todo e instalar. Como soy pintor de obras casi siempre tengo trabajo”, añadió.

Constantes visitas

Tres hamacas de diferentes estilos, planteras, guacamayos de cerámica, banderas y un enorme arco con la inscripción “Cerro Porteño, mi pasión, mi locura”, forman parte del mundo azulgrana en el que convirtió Jorge a un pedazo del barrio yapacaraiense.

“A diario tengo visitas acá, los niños de la cuadra vienen a jugar. Los que pasan para irse a Pirayú o Paraguarí se detienen para sacarse fotos y todo eso”, comentó el pintor.

Incluso Canata recordó que hace un año un grupo de gente que vino desde la frontera con Bolivia llegó solo para conocer el lugar.

Foto 3.jpg

“Vinieron a compartir, querían conocer el lugar y yo estoy feliz, todos acá son bienvenidos cuando quieran”, expresó.

Canata contó que extraña ir a la cancha y recuerda que cuando Cerro jugaba él ya amanecía sobre Quinta. “Demasiado quiero volver, igual sigo apoyando desde acá”, expresó.

El pedido de Canata a sus hijos

Jorge pidió que cuando muera su cajón sea pintado con los colores rojo y azul. “Mi hijo también es pintor así que a él le encomendé esa misión, siempre me retan porque no quieren hablar de eso pero ya les dije cuál es mi deseo”, relató entre risas. Al mismo tiempo asegura que va a alentar al Ciclón desde donde sea, incluso desde la eternidad.

Dejá tu comentario