Extra

Deportes

El INDIO comió un poco de Olla ajena

Cerro y Guaraní empataron 2-2 en un segundo tiempo a toda máquina.

La resaca copera pegó fuerte en La Capital del Sentimiento. Cerro Porteño, que venía de meterse entre los 8 mejores equipos del continente, sufrió bastante con la danza del Indio, que pese a estar en modo “a nadie” en el campeonato, le pegó un fuerte susto a los azulgranas.

Como remando contra la corriente, el Ciclón tuvo que hacer el gasto y extremar recursos para evitar la caída, pese a recibir dos flechazos certeros que pudieron ser letales.

El monólogo del anfitrión fue de principio a fin, pero el gran problema azulgrana fue hacer llegar la pelotita hasta el área rival. El primer capítulo se fue con más sombras que luces de los equipos.

Como que los muchachos tuvieron vergüenza en el segundo tiempo y se desató una devolución de golpes parecida a la de Rocky Balboa con Apollo Creed.

A los 52’, Claudio Aquino metió un córner en el área cerrista y el capitán, Marcos Cáceres, se equivocó de arco. La peinó y remachó a Juan Pablo Carrizo. Primer flechazo aborigen. Dos minutos después, el golero cerrista sacó del ángulo un tiro libre de Aquino.

Ipochy Miguel Ángel Russo con la actitud de sus pupilos y metió mano. Fue así que a los 61’, el Ciclón encontró la paridad. Lo hizo Joaquín Larrivey, desde un tiro penal sancionado por una mano de Báez. ¡Se viene otra remontada!, exclamaron los hinchas.

Sin embargo, agazapado a cualquier movimiento, el Cacique metió otro flechazo a los 65’. El Queso Fernández, más solo que perro malo, se valió de un centro de Rodney Redes y le quemó las manos a Carrizo con un cabezazo.

Golpe a golpe

El tramo final fue más intenso que novio celoso y con más ganas que buen fútbol, el dueño de casa llegó al empate a los 76’, con el testazo de Tyson Patiño. Como Hulk en acción, el zaguero ojapete rivales por el camino y le rompió el arco a Nacho Don.

Cerro Porteño fue a buscar la victoria, empujó con mucha fuerza, pero Diego Churín y Óscar Ruiz terminaron sumando más fricciones al aductor que disparos a portería, mermando el poderío cerrista.

El Ciclón, que comparte la tercera posición con el Rayadito, no pudo volver a la victoria en el torneo Clausura, mientras que el Indio por lo menos logró cortar un hilo de 3 caídas consecutivas en el campeonato, aunque sigue último en la tabla.

Dejá tu comentario