Deportes

El "¡FUERA, CHIQUI!" le pesó y le dolió

Arce reconoció que le afectó aquella vez cuando toda la vieja Olla pidió su cabeza.

El 7 de agosto del 2013, unos 25.000 hinchas azulgranas gritaron en la vieja Olla “¡fuera, Chiqui!”, culpando al entrenador por la eliminación de Cerro Porteño de la Copa Sudamericana ante Universidad Católica.

Francisco Arce, quien hace poco retornó a Barrio Obrero, reveló lo que sintió en aquel momento. “Ese fuera, Chiqui del estadio lleno fue muy pesado. Aprendí muchísimo de eso, me sirvió muchísimo pero sí dolió, evidentemente me dolió”, admitió el DT en Fútbol a lo Grande TV.

Luego de ese complicado episodio, Arce lo sacó campeón invicto al Ciclón en el torneo Clausura del mismo año pero no saboreó del todo el éxito por una especie de resentimiento con los hinchas por lo que antes había sucedido. “Terminó el campeonato y a mí me costó disfrutarlo al máximo. Fue un error mío, capaz, en ese momento. No lo haría de vuelta. Me fui adentro, fui a rezar, mi hijo entró a festejar conmigo en el vestuario y no volví más para ver qué pasaba con la gente”, rememoró.

Esa experiencia negativa en la que pidieron su cabeza, el profe Arce lo convirtió en positiva. “Cada partido que jugábamos después en el campeonato era una aventura, eso nos pulió muchísimo a nosotros. Nos ayudó a templarnos”, comentó.

UN ZURDO Y UN DIESTRO

Ante la ansiedad de la mitad más uno por la llegada de los refuerzos a la Capital del Sentimiento, el técnico azulgrana aclaró que no vendrán jugadores por montón porque prefiere levantar el rendimiento y la potencia a los que tiene a disposición.

“Es un muy buen plantel, tiene algunas carencias pero no demasiadas, son cuestiones puntuales para prever, para prepararnos. Hace falta un lateral izquierdo y un extremo derecho”, indicó Chiqui Arce.

Dejá tu comentario