Deportes

El crack del piki vóley que juega con muletas

"Nunca me sentí diferente a los demás", dijo Claudio.

Salía de la escuela e iba camino a su casa.

Akãhatã como cualquier niño de su edad, Claudio Paiva convertía aquel trayecto en un momento de diversión en compañía de sus amiguitos.

Un 30 de agosto del 2011, el mitã’i de 9 años no llegó para la hora de la merienda porque fue víctima de un terrible accidente. “Un borracho me atropelló y ahí perdí una de mis piernas”, comentó a EXTRA.

Claudio ahora tiene 18 años y, con dolor, recuerda que el caso solo fue una estadística más, porque el responsable nunca se hizo cargo.

Foto 1 piki.JPG

Pero todo aquello quedó atrás y hoy el joven oriundo del Km 12 Acaray, Alto Paraná, es ejemplo de superación para muchos. A pesar de haber perdido uno de sus miembros aprendió a jugar fútbol, piki y hasta vóley con una destreza única.

“Cuando cumplí 10 empecé con el fútbol y después piki y así”, contó.

Su video se hizo viral en las redes sociales, en el material se lo ve demostrando su agilidad con ayuda de una muleta.

“Yo nunca luego me sentí diferente a los demás, porque todos somos iguales”, reflexionó.

El muchacho muestra un increíble equilibrio que hasta es capaz de matear durante los desafíos de vóley.

Objetivos y metas

Claudio quiere terminar el colegio y su idea es poder conseguir después trabajo. “Seguí un curso para cajero y me gustaría entrar en alguna entidad bancaria”, dijo. Pero ese no es el único anhelo del esteño.

teléfono.JPG

“Quisiera poder comprarme una prótesis, estoy juntando algo de platita para eso. Diez millones sale, me dijeron”, indicó. Con los desafíos de piki y a veces de vóley, Claudio suele ganar un poco de dinero que guarda para llegar a la meta.

Es por ello que el talentoso muchacho pide la colaboración de todas aquellas personas de buen corazón, ya que proviene de una familia humilde y aseguró que le gustaría mejorar su calidad de vida.

Dejá tu comentario