Deportes

El corcel negro: "Cambiar el balón por las llantas fue duro"

Exjugador de Olimpia ahora es chofer de colectivo.

Iniciaba la temporada 2009. Ever Almeida comandaba al Expreso Decano, que vivía la última etapa de su época negra. Ese mismo año, llegaba a nuestro país, con promesa de gol, el ecuatoriano Ebelio Ordóñez, alias el Corcel Negro.

Su apodo rimbombante ya era lo máximo luego. Considerado uno de los delanteros más letales de su país, con 157 goles en 10 temporadas, sin embargo, en el Franjeado su paso fue más fugaz que el de Adebayor y hasta podríamos decir, seco.

Su arribo a Paraguay en febrero se produjo con la pólvora mojada. En un soñado debut le dio el triunfo a la O sobre Libertad (2-1) con un cabezazo pero, como diría un conocido preso, “hasta ahí nomás te puedo decir”.

Corcel correcto.jpg

Ese fue su único tanto en seis juegos y volvió a su tierra dos meses después. El Corcel, cuyo cumpleaños fue el martes, terminó siendo considerado por los hinchas como uno de los peores fichajes de la historia del club. Un año después, colgó los botines en el Aucas. Tras ese episodio poco grato, Ebelio tuvo que dedicarse a otra cosa.

¿Dónde está hoy?

“Cuando dejé mi carrera como futbolista yo no tenía otro negocio, así que tuve que ponerme al frente de la inversión que había hecho años atrás”, reconoció. Fue así que se puso a manejar su propio colectivo.

“Cambiar el balón y las canchas por las llantas, el aceite, y los repuestos, fue duro al principio. Poco a poco uno se va empapando del ritmo de trabajo de un transportista y adquiere cierta experiencia”, tiró a www.elfutbolero.com.ec.

Dejá tu comentario