Deportes

El blooper de los auriazules en plena pandemia

El jefe médico de la APF aseguró que se trató de un fallo del protocolo sanitario.

Con el objetivo de recibir la certificación VAR, el Sportivo Luqueño animó el jueves un amistoso entre sus equipos A y B. Todo bien hasta ahí de no ser porque los del Kure metieron hasta el fondo las 4 patas.

Una imagen, que se hizo viral en las redes sociales, mostró a supuestos colaboradores del presidente Celso Cáceres en el palco del Chiquero, viendo el partido uno al lado del otro.

Ni ahí estaban por el protocolo sanitario y mucho menos por las medidas de higiene que tanto exige la APF a días nomás del retorno. El blooper auriazul puso los pelos de punta a más de uno, ya que algunos de los presentes no contaban ni siquiera con tapabocas.

“No éramos más de 10 en esa zona. No nos dimos cuenta, pero nos sirve como lección para los próximos partidos”, dijo Celso a la 1080 AM.

El mandamás de Luqueño minimizó el hecho y aseguró que dieron aviso a la matriz del fútbol paraguayo sobre la presencia de esa gente.

“Nosotros le pasamos una lista a la APF de las personas que iban a estar en el palco y todos tenían sus tapabocas”, indicó.

SE “LAVÓ LAS MANOS”

En tanto que Rolando Mazzacotte, médico del auriazul, deslindó la responsabilidad del cuerpo técnico en lo ocurrido.

“Nosotros somos responsables de lo que es la zona roja, la zona en donde están los jugadores. Ellos estaban lejos”, explicó a la 730. Igualmente lamentó el incidente. “Yo no sé quién es la persona que dejó entrar a la gente para que suba al palco”, expresó.

Por su parte, el jefe médico de la APF, Gerardo Brunstein, aseguró que se trató de un error. “No solo es un fallo al protocolo médico, sino al protocolo de la cuarentena inteligente”, aseveró Brunstein. Admitió que no es la primera situación que se da fuera de las normativas. “Vamos a corregir y no solo vamos a estar al tanto de lo que ocurra en los estadios, sino en los entrenamientos. El otro día un equipo se duchó en el vestuario y eso estaba prohibido. Ayer una persona se expuso, no fue un jugador. Si esa persona tuvo ese comportamiento en la cancha, así será en su casa, con su entorno”, dijo a la 970.

Que sea reglamento

Teniendo en cuenta las perlitas que van surgiendo en torno a los protocolos sanitarios en los clubes, Brunstein anunció que presentarán dos propuestas. La primera tiene que ver con un pedido a la cartera sanitaria y al propio Estado.

“Nosotros estamos necesitando una persona del Gobierno nacional y del Ministerio de Salud para acompañar a los entrenamientos de los equipos", explicó. Esto de manera a tener un mayor control a la hora de las prácticas y los amistosos y evitar hechos como los que se dieron en el Feliciano Cáceres.

Lo otro consiste en introducir un cambio en la normativa del campeonato. “También solicitamos a la APF que el protocolo sanitario forme parte del reglamento del torneo”, señaló a la 970. Los pedidos se harán de manera oficial en la semana.

Quedaron inhabilitados

Luego del pequeño “error” que cometieron los dirigentes del Chanchón, la APF emitió un comunicado donde dieron a conocer la drástica sanción en la que todos los clubes terminaron involucrados.

“La Comisión Médica de la APF junto a la Dirección de Competiciones, han determinado inhabilitar todos los palcos de los estadios donde se disputen los partidos correspondientes a la reanudación del campeonato Apertura”, señala el documento emitido ayer ya en horas de la noche.

En otra parte del escrito, la asociación insiste en que se respeten los protocolos establecidos.

“La entidad matriz del fútbol paraguayo reitera la imperiosa necesidad de la observancia estricta de los protocolos sanitarios a modo de preservar la integridad de todos los protagonistas hacia el retorno seguro del balompié nacional”. Finalmente añadieron que es responsabilidad de todos el cumplimiento de las medidas.

Dejá tu comentario