Deportes

El arco queda en BUENAS MANOS

"No es que no confíen en Miguel, demostró que está a la altura", aseguró el Popi.

“Salgo porque la pelota la tengo clarita para agarrar, en el choque que me hace errarle a la pelota se produce la lesión”, explicó Rodrigo Muñoz.

De esta manera, el golero del Ciclón recordó el momento en que esa decisión lo dejó fuera por algunos meses. Popi terminó con una grave lesión en la rodilla, aunque aseguró que no necesitará una cirugía.

Y golpea mucho en lo mental esto, me va a llevar tres a 4 meses de recuperación, no es necesaria la operación”, indicó a la 1080 AM.

En contacto ya con otro medio, Muñoz comentó que recibió un mensaje por parte del atacante aborigen Tanque Bobadilla quien estuvo en ese choque que lo dejó en el piso al guardameta. “Bobadilla me escribió al Instagram a pedirme disculpas, obviamente se las acepté porque no fue algo adrede. Nadie quiso que pase algo así”, comentó a la 970.

En otro momento le preguntaron si pensó en colgar los guantes y la respuesta fue contundente. “Ni cerca estoy de retirarme. Es solo una lesión que cualquier jugador puede tener, el retiro no pasa por mi cabeza”, he’i voi.

Sustituto

Si bien Cerro contrató a Jean Fernandes como sustituto del uruguayo, será Miguel Martínez el que tendrá la ventaja ya que el brasileño recién podrá entrar en acción en la Libertadores.

Para Popi, el arco del Ciclón queda en muy buenas manos.

“Miguel es un gran arquero, cuando tuve COVID-19 demostró que está a la altura. Es un arquero joven de 25 años, con proyección y mucha personalidad”, declaró a la 650 AM. Sobre la llegada de Jean, Muñoz considera que era necesario reforzar y que la contratación no se hizo porque Martínez no llene las expectativas.

“No es que no confíen en Miguel, demostró que está a la altura. Después el profe ya va a decidir”, aseguró. El primer desafío para el golero será el domingo cuando a Cerro le toque enfrentar a Sol.

Dejá tu comentario