Extra

Deportes

Directo en el "cora" de los franjeados

Olimpia no ligó una y Santa Cruz no podrá cerrar el año con la Copa que anhelaba.

En una noche más caliente que show de Perla Alegre, el Rey de Copas sufrió una dolorosa eliminación en la Copa Libertadores y el sueño de descolgar su cuarta estrella continental tendrá que seguir esperando.

Apenas comenzó a moverse la caprichosa en Sajonia, el Expreso Decano aceleró a fondo y dejó la sensación de que tenía combustible para llegar a destino. A los 8’, Néstor Camacho metió un centro envenenado en el área rival pero el testazo de Roque Santa Cruz le quitó pintura al travesaño y terminó afuera. ¡Koa igústoma!, exclamaron los franjeados.

Sin embargo, la fatalidad se apoderó del Tricampeón en el minuto 20. Liga de Quito ni se asomaba en el área pero Alfredo Aguilar, como no queriendo dejar pasar el Día de la Amistad en vano, le hizo flor de regalo a los ecuatorianos. Jhojan Julio estaba en su mes y lo aprovechó.

Tuvo que pasar un buen rato para que Olimpia vuelva a recuperar la memoria y en la primera que la intentaron dibujar por abajo, llegó el empate. A los 35’, William Mendieta, más oportuno que la quincena, avivó la esperanza de la heroica.

Pero, pasaron los minutos y el segundo se hizo desear más que cocido con chipa en invierno.

Apenas arrancó el complemento, Julio pasó de héroe a villano y dejó a su equipo con 10 por un pisotón a Legui. Los astros parecían alinearse de a poco, más aún cuando el VAR otorgó un penal a la O por una mano en el área. El Mago metió la mano en la galera pero el truco salió mal. Willi erró el penal a los 58’.

A partir de ahí, Olimpia fue sinónimo de ataque. Martilló el arco ecuatoriano por cielo, mar y tierra. Sin embargo, la fortuna tampoco le sonrió y las pelotas que fueron a portería encontraron la seguridad de Gabbarini, golero rival y figura del partido.

Cosas del fútbol

Dejando hasta la última gota de sudor, pero marcado por una nublada serie ante la Liga de Quito, el Rey de Copas se despidió de la Copa Libertadores a la que ya se anotó para la próxima temporada. Garnero se la jugó por algunos soldados que no respondieron.

Dejá tu comentario