Deportes

Despensa El Ciclón se instaló en la República

La fraternidad está por encima de los colores.

En Luque donde cada rincón está pintado en azul y oro, donde se vive y se respira el fanatismo por el Chanchón, hay una despensa que hace la diferencia, en la compañía Isla Bogado.

Don Pastor Ramírez vive su amor por la azulgrana con tanto fervor, que hasta su almacén lleva el mote del Club del Pueblo.

“Mi papá es fanático de Cerro, por acá se le conoce como Ciclón y así surgió el nombre para la despensa”, comentó Richard, hijo de don Pastor a EXTRA.

La decisión de bautizar al negocio familiar con el apodo del elenco de barrio Obrero fue por unanimidad.

“En la familia mis 4 hermanos y yo somos todos cerristas como papá y en ese sentido no hubo drama para ponerle el nombre. Mamá es de apoyarnos pero ella no es muy fanática”, agregó.

Con el condimento de estar en una ciudad también fanatizada por los colores de Luqueño, Richar dijo que nunca hubo problemas. “Incluso en su momento nosotros éramos los únicos del barrio con cable y los días de partidos, mi papá sacaba la tele y con los vecinos veíamos. Los clásicos eran especiales y contra Luque ni qué decir”, aseguró.

La fraternidad de la vecindad siempre estuvo por encima de todo.

“En su momento existieron parcialidades de barras de Luque y Olimpia, también hay un grupo de la barra Comando Luque que también es muy cordial con la familia. Somos todos amigos”, añadió.

UN DÍA ESPECIAL

En el barrio los vecinos ya saben que si juega Cerro, podrían esperar un chiqui más para ser atendidos, porque todos están enchufados viendo el partido. Para los Ramírez esos son días especiales.

“Con el fanatismo que caracteriza en especial al hincha de Cerro, todos estamos con la camiseta puesta y con banderas en casa, nos juntamos en familia en la sala. Es un día distinto. Más ahora que por la pandemia no podemos ir a la cancha”, remató Richard.

Dejá tu comentario