Extra

Deportes

De la clase a Quito

El Decano dio cátedra a los Académicos antes de su cita copera en Ecuador.

Antes de pasar la frontera con destino a Quito, el Expreso Decano hizo escala por Sajonia, donde aprovechó el viernes de soltero para dictar algo de cátedra a unos académicos.

En el inicio del segundo capítulo del Clausura, Olimpia derrotó 3-1 a Nacional para confirmar que defenderá su corona a capa y espada. Además, extendió su racha a 25 partidos sin perder en el plano local.

Como si fuera el mes del amor, la caprichosa estuvo muy romántica en el primer tiempo. Primero besó el palo de Kili Rojas luego de una chilena fantástica de Jorge Ortega, y más tarde, hizo lo mismo en la portería de Librado Azcona luego de un disparo de Orzusa. Pero el grito sagrado se hizo esperar.

En el complemento, apenas el balón volvió a rodar, Eber Aquino cobró penal para Olimpia por una mano en el área. Para despejar cualquier duda, el asistente que estaba a un costadito del arco le bajó: “oho ipóre”.

Ale Silva, luego de su característico saltito, como si hubiese cobrado recién la prima, descolocó totalmente a Rojas y rompió el cero.

No hubo caso

Mientras trataba de devolver el golpe, el Trico ligó otro y más letal. Después de toquetear a la caprichosa más que novio calentón, Santa Cruz abrochó una jugada de la gran siete de su equipo, con un disparo cruzado a los 56’. Okairo el Barcelona de Guardiola.

La luz de esperanza de Nacional alumbró a los 65’, cuando David Fleitas, un akarasy para los defensores franjeados, recibió un pase de Orzusa y ajustició a Azcona. ¡Ndaipóri arquero rembiaporã!

Y tuvo que aparecer Carlos Rolón para bajar la persiana.

A los 83’, Camacho metió un precioso centro y el cabezazo del zaguero decano impactó en el palo, como pidiendo permiso, para terminar en el fondo del arco tricolor.

¡Pleito liquidado!

El tricampeón llegará a la Libertadores con fuerte envión anímico, mientras que Nacional no hace pie y ligó su segunda caída en el certamen.

Dejá tu comentario