Extra

Deportes

CHURÍN confesó que se mandó sacar la amarilla

Embed

 

 

A más de uno sorprendió la actitud de Diego Churín que le valió la tarjeta amarilla en el encuentro entre Cerro Porteño y Nacional, cuando sin necesidad, ganando ya 3 a 0, el argentino protestó con prepotencia al árbitro. Pero lo que no se imaginaban era que el delantero tenía todo fríamente calculado y sabía lo que hacía.

Churín acumulaba 4 tarjetas amarillas hasta la undécima fecha del Apertura y tener una más le costaría perderse algún partido por suspensión, que podría resultar relevante para el equipo.

A los 85 minutos, cuando anunciaron el cambio de Diego por Nelson Haedo Valdez, antes de salir, el jugador se acercó al réferi y le reclamó.

“La amarilla la busqué porque estaba prevista. Después de estos tres partidos consecutivos, la idea era descansar contra el 3 de Febrero. Lo hablé con el técnico y era lo mejor, por eso le protesté al árbitro cuando salía”, confesó en la 1080 AM.

“No salía de la cancha hasta la amarilla. Fue una forma sana de recibir la amarilla y limpiarme”, expresó entre risas, en comunicación con Fútbol a lo Grande.

Al Ciclón le espera un partido exigente contra Gremio por la Copa Libertadores, este martes a las 20:30. Luego le toca visitar al equipo brasileño, el 1 de mayo.

“Con la motivación de lo que nos vamos a jugar y contra qué rival (Gremio), no hay excusa. Tenemos que estar al cien por ciento”, señaló Churín.

“Fruto de lo que he sufrido”

Nelson Haedo anotó su primer gol en la Nueva Olla.

El último tanto en la goleada del Ciclón al Trico, por 5 a 0, fue obra del León Guaraní, quien mostró su alegría. “Felicidad inmensa marcar por primera vez en la Olla. Es fruto del esfuerzo, del sacrificio, de todo lo que he sufrido en los últimos meses, la gente que está acá sabe lo que he pasado”, dijo.