Deportes

Caballero metió la mano y quemó algo más que el asado

Meterse con la parrilla le salió caro: sufrió quemaduras de segundo grado. El portero de General Díaz espera con ganas el retorno.

Hacer un asado no es tan fácil como parece, desde condimentar la carne hasta hacer el fuego tiene sus riesgos, y que lo cuente Ever Caballero, jugador de General Díaz.

Queriendo lucirse con la familia, el portero aviador acabó con una quemadura de segundo grado y un sustazo de aquellos.

“Aprendí que con fuego y alcohol no se juega. Quise prender la parrilla, con un poco de alcohol, pero creo que se me fue la mano, cuando encendí, me saltó el fuego”, contó a EXTRA.

Dicen que cada día se aprende algo nuevo, y Ever confesó que luego de lo que le pasó ya sabe de memoria la tarea.

“En serio aprendí la lección, fue más que un susto lo que me sucedió, que gracias a Dios no pasó a mayores. Oikomo’a chehegui Judas Kái”, confesó entre risas el futbolista.

EJU LUNES

Pero por suerte, lo ocurrido no interferirá en su vuelta. “Desde el lunes ya voy a empezar a entrenar normalmente. Espero ponerme a punto lo antes posible para volver con todo al torneo”, añadió optimista.

Ansioso

Luego de cuatro meses de larga espera, el retorno del deporte rey a nuestro país está cada vez más cerca y los protagonistas están felices como perro con dos colas.

“Realmente estamos esperando con ansias volver a jugar. Estamos más que entusiasmados, pese a los inconvenientes bien sabidos por el cual atravesamos y que ya fueron subsanados. Ahora estamos enfocados en sacar a flote al club”, remató.

Dejá tu comentario