Extra

Denuncia

No le devolvieron el televisor y la metieron en Informconf

Meses después de la compra, el aparato se quemó. Fue a reclamar el certificado de garantía y le pidieron que vuelva en 8 días, nunca más le devolvieron. Dejó de pagar las cuatro cuotas que faltaban y la metieron a la odiosa lista de morosos.

El nombre de María Lourdes Salinas fue agregado a la odiada lista de Informconf.

La mujer, que trabaja como empleada doméstica, contó que su entrada al grupo de “morosos” fue por culpa de una empresa de venta de electrodomésticos que le “jodió la vida”.

“Compré un televisor plasma de Electroban de la sucursal de Itauguá, en 15 cuotas”, comenzó relatando la mujer.

Meses después el aparato se quemó y Lourdes fue al local para solicitar que lo arreglen.

“Tenía un año de garantía que todavía no se venció y ellos sin problema me dijeron que iban a arreglar, hasta me dieron el papel donde consta la entrega”, detalló.

documento

Los encargados del negocio le pidieron que vuelva luego de ocho días. “Me fui, pero me decían que pase otro día y así me tuvieron, yo aboné mi cuota hasta junio creyendo que me devolverían el televisor”, explicó la afectada.

Maltrato

Lourdes no dio el brazo a torcer y cada tanto volvía para preguntar por el aparato, ante la insistencia contó que después ya recibió maltrato por parte de un tal Derlis Guillén.

“Faltaban cuatro cuotas para cancelar mi deuda pero yo les dije que ya no quiero pagar por algo que no tengo, les dije que si me devolvían con gusto les iba a pagar”, señaló.

Días después sonó el celular de Lourdes donde ya le informaban que por G. 332.000 de deuda estaba en Informconf.

Ante lo ocurrido muy enojada la clienta recurrió a un abogado que la asesoró.

“Les llevé un documento solicitando formalmente la devolución del electrodoméstico y que a la vez me saquen de Informconf, pero no quisieron recibir de mí”, dijo.

Quisimos contactarnos con la representante legal de la firma, María Báez, en la línea cuyos últimos tres números es 864, sin embargo no nos atendió la llamada. El caso fue derivado a la Secretaría de Defensa del Consumidor (Sedeco), desde donde prometieron verificar la denuncia.

Dejá tu comentario