Extra

Denuncia

Choferes ya iniciaron “guerra por las moneditas” y no dan el vuelto

María Ortiz tomó sus G. 3.500 y subió a la línea 51 en la mañana de ayer, pero grande fue su sorpresa cuando el chófer no le dio su vuelto. Al reclamarle, éste le contestó que no tenía monedas. Por la noche, la mujer tomó la línea 30, pagó igual cantidad, el conductor alegó lo mismo y tampoco le dio el cambio.

Reclamó

Esto enfureció a la pasajera. “Desde que subió el combustible, están cobrando G. 3.500, es una trampita que están haciendo”, denunció. La afectada contó que varios usuarios reclamaron lo mismo. “Siempre viajé con estas empresas y nunca les faltó monedas, es una estrategia”, aseguró.

La usuaria lamentó que las unidades de transporte se aprovechen de los trabajadores que solo desean llegar a sus casas para descansar. Además, contó que en varias ocasiones se pegó gran susto debido a que los choferes están cansados. “El otro día iba en el 28 cuando de repente el conductor frenó, se le notaba con sueño, casi me rompí el brazo por la maniobra brusca”, dijo Ortiz.

Tratamos de comunicarnos con el titular de Cetrapam, César Ruiz Díaz, pero no atendió las llamadas.

Las nuevas tarifas del transporte público fueron anunciadas el miércoles. Por decreto presidencial, el pasaje en colectivo convencional costará G. 2.300, mientras que en el preferencial será G. 3.600, recién desde el lunes 15.