Extra

Denuncia

Amonestan en supermercado a embarazada por comer una fruta

Trabajadora tenía mucha hambre y dejó su puesto por unos minutos.

Una embarazada de seis meses de gestación, que es fiscalizadora de cajas de un conocido supermercado de Ciudad del Este, fue amonestada por dejar su puesto para ir a comer una fruta.

La empleada ya había utilizado sus 30 minutos de almuerzo, pero a la media tarde el hambre atacó de vuelta. Se retiró por unos minutos a comer una manzana y, al retornar, directivos de Recursos Humanos le hicieron firmar una amonestación por "abandonar" su puesto de trabajo.

Mucha presión

Las funcionarias embarazadas son sometidas a bastante presión con el fin de que renuncien, relató otra trabajadora que dio a luz hace un año y que pidió el anonimato por temor a represalias.

La mujer, que se desempeñaba como limpiadora, desde que supo de su estado de gravidez solicitó que le otorguen un horario corrido de 8 horas. Sin embargo, durante los 9 meses trabajó de 05:00 a 08:00 y de 12:00 a 17:00, con un horario cortado de 4 horas. “A veces ya no tenía para mi pasaje e iba y volvía de mi casa caminando o me quedaba afuera esperando mi siguiente turno”, dijo la funcionaria a EXTRA.

Descuentos

Los carniceros también alzaron su voz, cansados de los descuentazos. En el inventario de fin de año, supuestamente los dueños pillaron un faltante de G. 70.000.000 y, a causa de eso, cada carnicero deberá pagar G. 7 millones. Mensualmente le debitan de su sueldo G. 300.000.

La información fue confirmada por el abogado David Sicmo, que está recabando documentos para emprender una demanda contra la empresa.

Más de 70 trabajadores perjudicados en distintas sucursales están dispuestos a tomar las medidas necesarias para poner fin a los abusos laborales y a solicitar la reposición de los descuentos salariales.

Dejá tu comentario