Extra
Destacados
clima
28º C
G 6280
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Columnistas

No es un error, sino excusa

El comportamiento de abusadores, como el del comunicador que fue escrachado en redes sociales, está demasiado normalizado en Paraguay. Tanto, que la persona machista lo ve como “simple error”, como él mismo lo calificó.

Con un escueto comunicado, este hombre quiso limpiar el tremendo daño que hizo a una mujer que no estaba al 100%. Lo calificó como “exageraciones” a las expresiones que muchos de nosotros hicimos, pero no es cierto. No son exageraciones, son excusas.

Se quieren escudar en el alcohol que, ¿Si tomás mucho, eso te lleva a toquetear a una persona en público? Ni siquiera juzgo si son o no pareja, porque la falta de respeto es igual.

Estamos dando una justificación a algo que no debió suceder con o sin alcohol.

Una vez más, la mujer fue culpable de todo el bochorno, que “por qué estaba ahí”, “así”, “con él”, “se la buscó”. Porque no se trata de que si es una chica, porque pudo haber sido un chico en la misma situación.

La gente que defendió a este personaje, la mayoría defiende el ideal de familia perfecta. Y tienen acá, a uno de sus referentes, abusando de una chica.

Algunos, incluso defendieron que “al menos no era puto”. Un intento de ofensa hacia los homosexuales. Y una forma de aplaudir lo que hizo. Otros, escudándose en que faltaban al respeto al club para el cual trabaja, pero absolutamente no tiene nada que ver su comportamiento con la institución. Porque ninguna organización, club o religión es más importante que la dignidad de una persona.

Este lamentable hecho nos hace pensar cuántos clubes de fútbol y cuántos medios de comunicación tienen protocolos antiacoso ¿Qué hicieron estos medios donde trabaja este hombre?

La persona que filmó no lo hizo para denunciar el abuso, lo hizo para dejar mal a la mujer, para quemarla, y lo lograron.

Dejá tu comentario