Extra
clima
22º C
G 6280
Dólar venta
G 6220
Dólar compra

Columnistas

Los niños y las redes sociales

El universo de las redes sociales es cada vez más amplio y variado debido a que, en la actualidad, existen muchos tipos de portales web especialmente creados para ver y compartir contenidos y fotografías. Tanto es así que, al día de hoy, hasta los niños pueden disfrutar de estas plataformas virtuales gracias a redes sociales para criaturas, centradas en animar a los chicos a hacer amigos, a aprender jugando y a familiarizarse con las nuevas tecnologías. Pero también hay un lado negativo, que es la sobreexposición de los niños o la falta de control de lo que ven o con quiénes están en conexión.

A veces no pensamos en la audiencia que pueden tener nuestras publicaciones y menos en el caso de los más jóvenes o más pequeños. Las tecnologías de la información y la comunicación son herramientas de gran utilidad para el aprendizaje y la recreación de niños y adolescentes. Este nuevo tipo de relación aporta muchas ventajas y posibilidades a nuestros jóvenes, pero abre también caminos un tanto inseguros, que pueden conducir a situaciones que difícilmente puedan controlar sin la intervención de otras personas. Por los riesgos que pueden correr los niños, es necesario que sepan claramente qué es lo que pueden y lo que no pueden hacer, que conozcan cuáles de sus comportamientos cotidianos son inadecuados, incluso ilegales, y cuáles son las consecuencias.

Otra cosa que no debemos descuidar es el riesgo a que los chicos están expuestos, como el grooming, sexting y ciberbullying: padres o tutores deberían informarse sobre estos nuevos métodos expuestos por Internet. El grooming es cuando un adulto se gana la confianza de un menor con un propósito sexual, el sexting es el intercambio de fotos o videos con contenido erótico y el ciberbullying es el acoso de menores por Internet. Recomendamos agotar las vías de comunicación para encontrar soluciones que eduquen a los jóvenes, pues en muchas oportunidades estos casos suceden debido a la desinformación y a la ausencia de mediación adulta.

Dejá tu comentario