Extra

Columnistas

¿Le quiero o le amo?

Solemos escuchar que el amor es complicado, pero en realidad es simple, quienes lo complican son las personas. En verdad no hay reglas exactas cuando se trata del corazón porque dicen que, cuando estás enamorada, simplemente lo sabés; si no lo sabés es que no lo estás. Pero a veces no es tan fácil interpretar los pensamientos y nos terminamos confundiendo.

Amar y querer son dos palabras con diferentes significados, son dos emociones que se sienten y que es fácil confundirse, pero hay ciertas características que puede uno notar y saber cuándo se ha dejado de querer y se a empezado a amar.

Te puede parecer un tanto extraño, pero la temporalidad también hace parte de la diferencia. En el querer, el tiempo es el ahora, es el momento inmediato en el que nos estamos enamorando y que puede comenzar rápidamente. Lo cierto es que el querer no siempre evoluciona y es un sentimiento temporal que puede desaparecer.

Con el amar es distinto, es un proceso que se da gradualmente con el tiempo. No necesita del momento inmediato; cuando amás, ya superaste el enamoramiento y es un sentimiento que va creciendo y que puede durar toda una vida. Eso sí, está claro que nadie sabe qué le depara el futuro pero en tu presente, sentís ese amor como un amor infinito que no hace otra cosa que seguir creciendo.

Dejá tu comentario