Extra

Columnistas

Estupendo lobby con poca plata

Embed
dosantos
El fracaso del proyecto “pyraweb” en Diputados fue al mismo tiempo una muestra de los resultados que pueden lograrse con una inteligente campaña de difusión y concienciación.

En una minúscula oficina, compartida incluso con otros emprendimientos, el equipo de TEDIC (Tecnología, Educación, Desarrollo, Investigación y Comunicación) diseñó una campaña de denuncia de los riesgos de la Ley de Retención de Datos de Tráfico que - de entrada- ganó la primera tradicional pulseada de una guerra comunicacional: ganar el nombre del objeto debatido.

Así los medios, redes y opinión pública asumieron la denominación “Pyrawebs”, que al tiempo de ser sencilla, simbiótica, semiótica y sintética, tocaba las puertas de un detestable acuerdo nacional resumida en la crítica a los delatores de la dictadura.

La campaña tuvo frescura y buen humor y superó en calidad y empatía a otras que se produjeron recientemente en relación a otras leyes como aquella que promovía una ley contra toda forma de discriminación.

En ese caso, la campaña estaba tan polarizada en relación a que los unos eran los buenos y los otros los malos que no tenía la más mínima posibilidad de multiplicarse y menos aún en un recinto mayoritariamente conservador como es el Congreso.

Dejá tu comentario