Extra
Destacados
clima
30º C
G 6280
Dólar venta
G 6220
Dólar compra

Columnistas

Deslumbrados por la gringa

Esta semana la visita de Ivanka Trump, hija mayor del presidente de los Estados Unidos, dio un pequeño respiro a Marito y le quitó un poco de presión luego de los últimos tormentosos días de su gobierno.

La mimada del Donald Trump llegó a Sudamérica con un discurso de “mujer empoderada”, y claro, todos quedaron encantados con la rubia, hija del hombre más poderoso del mundo, al mostrarse ella tan humana, cálida y cercana a los más humildes.

Los motivos de su visita no fueron bastante claros, no fue una visita oficial, aunque igual fue recibida por altas autoridades en Colombia, Argentina y nuestro país, se puede entender que Ivanka está tratando de echar a andar su carrera política, ya que es de público conocimiento que tiene intenciones de pugnar por un cargo, pero también se nota que trata de lavar la cara del gobierno de su padre y trata de mejorar la imagen que tiene Trump en Latinoamérica.

Todo muy lindo el discurso de mujer empoderada, muy lindo el gesto de traer 1.000 millones de dólares para el programa de Empoderamiento Económico de las Mujeres en la región, pero no nos olvidemos de algo, ella es la asesora de un gobierno que tiene campos de concentración en la frontera con México, donde niños latinos son separados de sus padres.

No nos olvidemos que el gobierno de Trump viene violando los derechos humanos de los inmigrantes sistemáticamente a través de mecanismo de exclusión social y económico.

No quiero desmeritar a Ivanka, pero me parece que es la persona menos indicada para hablar de empoderamiento femenino, cuando ella es una mujer blanca, heterosexual, multimillonaria, hija del hombre más poderoso del mundo, no creo que tenga la más pálida idea de lo que las mujeres obreras, campesinas y trabajadoras padecen diariamente. No nos dejemos deslumbrar por esa carita bonita.

Dejá tu comentario