Extra
clima
27º C
G 6300
Dólar venta
G 6240
Dólar compra

Columnistas

Al lado del camino del perdón...

Siempre que escucho Al lado del camino, siento una sensación que, estoy segura, a más de uno le provoca eso esa canción. Sí, Fito logra sensibilizar mi alma de tanto en tanto.

¿Pero por qué traigo a relucir ese tema hoy? Es que somos seres humanos y como tales vivimos situaciones que normalmente ponen a prueba todos nuestros sentidos, todas nuestras ideas morales y hasta nuestros sentimientos.

Ayer no fue un día normal. Claro, las horas corrieron como de costumbre y el trajinar fue casi el mismo, solo que con un retraso de un par de horas para ir al trabajo.

Justo en el día en que se recuerda el Día de la Prevención del Suicidio, me tocó visitar el hospital psiquiátrico, donde pudimos ver con mi pareja a una señorita que no superaba los diecisiete años, descompensarse. Las cosas no fueron fáciles, pero la mañana se me pasó volando, pese a que mi mente todavía estaba en el aire.

Y qué cosas, ese tema tiene dos décadas, pero seguimos en tiempos donde nadie escucha a nadie, donde egoístas y mezquinos se debaten en un todos contra todos. Pero no, no siempre estamos solos. Basta con mirar a nuestro lado y nuestro interior.

Amor propio: ese es el elemento esencial de la vida. Fue lo que un día me alejó de una de esas relaciones que hoy día llaman “tóxicas” y aunque muchos no lo crean, a varios les lleva a tomar determinaciones que hasta parecen absurdas. Pero no todos tenemos la misma fuerza.

Ayuda, no es tan fácil pedirla, pero debemos hacerlo. Hablar... desahogarnos, llorar. Y justa y paradójicamente ayer recibí un mensaje de aquella persona que tanto daño me hizo, y me pidió perdón. Pero no soy quién para perdonar a nadie... No olviden que el perdón es lo divino y errar a veces suele ser humano.

Debemos aprender a valorar el tiempo, las personas. La vida es una sola. Cualquier error se puede subsanar estando aquí.

Dejá tu comentario