Actualidad

Ya son 12 las mujeres que denuncian al pastor

Pese a los testimonios, Fiscalía aún no lo imputa. La doña del predicador hace la vida imposible a víctimas.

Aunque ya son 12 las mujeres que denunciaron haber sido supuestamente abusadas por José Félix Villalba Casco, pastor de la Iglesia Belén Pentecostal Libre del Paraguay, de Ciudad del Este, la Fiscalía sostiene que aún no hay “suficientes pruebas” para imputarlo.

Las mujeres afirmaron que fueron abusadas por el pastor desde los 11 años en varias ocasiones, en la misma iglesia y lamentaron que a pesar de atreverse a hablar no consiguieron nada de justicia hasta el momento.

El fiscal del caso, Luis Trinidad, comentó a EXTRA que cada vez más chicas se presentan a denunciar al líder religioso, pero que aún no puede procesarlo por falta de pruebas.

“Ahora estamos en la etapa investigativa, varias de las mujeres fueron sometidas a pruebas psicológicas y yo dependo de esos resultados para imputar. El problema es que muchas de ellas están en otros países”, señaló el agente fiscal.

La iglesia había mencionado que el pastor renunció en agosto pasado, pero hay dudas.

En tanto, L. P., una de las víctimas, dijo que por animarse a denunciar están siendo perseguidas por Ana Chávez, la pastora, esposa del José Félix. “Perdimos nuestro trabajo y todo por querer sacar a luz este caso, pero no vemos justicia aún”, dijo la supuesta víctima.

Comentó que habrían más denunciantes en los próximos días.

Usadas de “ofrenda”

Contó que lo primero que les hacían a las chicas era que entren con las confesoras de la iglesia, entre ellas la esposa del pastor, ahí las jovencitas debían contar sus problemas y necesidades. Luego las mandaban al despacho del pastor para “solucionar” su problema, momento que era aprovechado para los abusos a las menores. “Su esposa, Ana Chávez, era la que nos elegía para darnos como ofrenda al pastor”, dijo la víctima ante la Fiscalía.

“Las mamás sabían, pero les decían que no cuenten nada de eso, porque era pecado hablar mal del pastor”

Aseguró que las víctimas tenían entre 11 a 15 años en el momento del abuso, muchas se callaron por años por temor a ser expulsadas de la iglesia y fueron abusadas en varias ocasiones, dependiendo de cuantas “reuniones de despacho” quería el pastor. Por su parte, el pastor dijo estar “confiado en Dios” y entregó una carta a la Fiscalía donde afirma que declarará si hay pruebas.

“Nos decía que iba a expulsarnos si hablábamos”

La víctima relató que en varias ocasiones fue abusada y que se callaba por temor a que le echen de la iglesia por ser “pecadora”. “El pastor nos daba de baja con documento de disciplina y ahí ya nadie de los hermanos nos tenían que hablar”, dijo. Mencionó además que muchos de los hombres de la iglesia también violan a las adolescentes y que tanto las víctimas como las mamás no denuncian porque “es pecado” y va a “manchar” la imagen de la iglesia.

De terror

“Las adolescentes sí o sí teníamos que contarle que ya menstruábamos y que seguíamos siendo vírgenes, eso le gustaba mucho a él. En uno de los casos, ‘enamoró’ a una niña y le dio drogas a la mamá para aprovechar y violarla bien por toda una semana”.

Perseguidas por la pastora

Las denunciantes dijeron que Ana Chávez, esposa del pastor, las persigue y pide a sus miembros escracharlas. “Nos tratan de prostitutas y profetizan maldiciones contra nosotras”, contaron.

Temas

Dejá tu comentario