Extra

Actualidad

"Ya sé que hicimos una usurpación, pero no era la manera de desalojarnos"

Policías desalojaron violentamente a 1.200 familias y quemaron todas sus cosas, ayer en Luque. Un policía perdió un ojo en el operativo.

Los “sintecho” ya sabían que la policía iba a entrar al asentamiento temprano. Algunos de ellos, como doña Elvia Rosado, enviaron a sus hijos a la escuela antes del amanecer para que estén seguros.

Unas 1.200 familias ocupaban 64 hectáreas de un enorme predio que sería propiedad de Copaco S.A. en Isla Bogado, Luque. Aunque el poblador Julio César Pereira aseguró que, según los datos que recabó en el Servicio Nacional de Catastro y la Municipalidad, solo 16 hectáreas figuran a nombre de la empresa estatal y el resto no está titulado. Los dirigentes del asentamiento les prometieron conseguir esas tierras. “No queríamos que nos regalen”, mencionó.

Unos 1.800 policías ingresaron al asentamiento a las 6:20 y una batalla campal se desató, ya que los ocupantes decidieron repeler a los cascos azules con honditas y cascotes, mientras que los uniformados les disparaban con balines de goma.

“Ya sé que hicimos una usurpación, pero no era la manera de desalojarnos, teníamos criaturas”, lamentó Elvia, que perdió su casa, casi G. 2 millones y las mercaderías de su despensa.

Miembros de la Federación Nacional Campesina se manifestarán hoy frente al Ministerio del Interior para repudiar los desalojos violentos.

A la comisaría

La policía detuvo por resistencia a 26 varones, dos de ellos menores de edad, y 14 mujeres, una de ellas de 15 años. Estas fueron a la Comisaría de Mujeres y los hombres a la sede de la FOPE.

Pereira mencionó que los sintecho quemaban cubiertas en los accesos principales y tenían bombas molotov. A raíz de ello casi inició un incendio en un surtidor.

Contra dirigentes

Muchos desalojados coincidieron en que Cristina Aquino se aprovechó de ellos, que les cobraba semanalmente G. 10 mil o 20 mil, sin rendir cuentas, y que hacía desalojos internos. Según el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, la mujer tiene varios antecedentes.

Policía perdió un ojo en operativo

El comisario Óscar Pereira informó que cinco policías resultaron heridos en el procedimiento, pero quien se llevó la peor parte fue el suboficial ayudante Cristian Galeano, de 23 años, que presta servicio en la Montada y perdió un ojo tras ser acertado por un proyectil de vidrio.

Dejá tu comentario