Extra

Actualidad

"Voy a vencer el cáncer 
para volver 
a jugar"

Es mamá, docente y estrella de la Selección Rosarina de Deportes.

Victoria Escobar (33) disfrutaba el momento más feliz de su vida, cuando empezó a sentir las primeras molestias en los pechos.

Recuerda perfectamente que estaba en una dura práctica con la Selección Rosarina de Deportes, cuando sintió que su seno derecho le quemaba.

Ella empezó jugando fútbol de salón, pero su mirada siempre estuvo en el campo grande. Las dificultades de convertirse en jugadora profesional la llevaron a dedicarse a la docencia. Pero cuando dejaba los libros en casa ya se colocaba los botines para ir a chutar.

El entrenamiento diario la convirtió en jugadora del club Cerro Porteño de San Pedro, a pesar de que es olimpista. Su papá no le habló durante varias semanas cuando se enteró de que a escondidas defendía la camiseta azulgrana.

Gracias a su destreza con la pelota fue convocada a jugar en la Liga General Aquino de Fútbol y luego en la Selección Rosarina (Villa del Rosario). Victoria estaba cumpliendo sus sueños.

Cuando sintió ese fuerte ardor, el médico le recomendó que viajara a Asunción en busca de un especialista, tras mucho tiempo de medicarla por una supuesta infección en los pechos.

“Me hablaron del cáncer y la quimioterapia y sentí que mis sueños estaban botados”, recordó Victoria.

La sampedrana no le contó a nadie de su enfermedad y entró en depresión. No empezó el tratamiento hasta que le diagnosticaron metástasis en la columna.

Hoy hace 5 meses que Victoria se operó de las mamas. Lo primero que preguntó luego de la cirugía fue: “¿Doctora, voy a volver a jugar fútbol?”

“La doctora me dijo que debo esperar que mis huesos se fortalezcan. Volver a la cancha es mi esperanza para luchar contra esto”, señaló. En este largo torneo, la futbolista también es la estrella.

Dejá tu comentario