Actualidad

Volvió después de casi tres meses y mató a su exnovia

El autor incidentó durante la cena a sus cuñados y luego la asesinó.

Los gritos de dolor Mirian Antonia Gómez Franco, obligaron a todos sus familiares a levantarse de la mesa. Empapada en sangre, la mujer de 41 años pidió auxilio a sus familiares, quienes la trasladaron hasta un sanatorio privado.

Ella no resistió y murió. Sus parientes dieron aviso a los agentes de la Comisaría 67 de Encarnación, quienes rápidamente llegaron hasta la casa del barrio Ita Angu’a de la capital itapuense.

El padre de la víctima, Mario Gómez, comentó a los uniformados que el autor del hecho fue el exconcubino de su hija, Benjamín Vera Núñez, quien llegó y pidió amablemente pasar con ellos la cena de Navidad.

“Nosotros estábamos cenando, pero él no comió nada. Estaba medio borracho”, comentó a EXTRA el hombre.

Don Mario contó que a pesar de que hacían ya tres meses que su hija puso fin a la relación con el hombre de 38 años, decidió dejarlo pasar considerando que era Navidad.

Sin embargo, al filo de la 1:00 de la madrugada, Vera Núñez se discutió con uno de sus excuñados, quien se levantó de la mesa. El ambiente ya estaba tenso.

En eso, Vera Núñez le pidió a Mirian apartarse un rato para hablar. Un par de minutos después, escuchó los gritos de la mujer. La víctima recibió tres estocadas.

Era violento

Don Mario comentó a EXTRA que su hija vivió cuatro años con Benjamín, pero que hace casi tres meses decidió terminar la relación tras un violento episodio.

“Ellos vivían juntos a 150 metros de nuestra casa. Hace como dos meses y medio, mi hija le dijo que se vaya porque le pegó a mi nieta”, refirió.

Aclaró que Mirian y Benjamín no tenían hijos en común, pero ella sí tenía tres, producto de otra relación; quienes quedaron huérfanos de madre. Entre ellos, un varón de 22 años, que vive en Ciudad del Este y justo había ido de visita para las fiestas, y dos nenas de 14 y 15 años.

Cometido el hecho, el autor huyó del sitio raudamente.

Los uniformados emprendieron una búsqueda sin éxito, en la zona donde se creía estaba oculto, en un monte aledaño.

La fiscala de turno, Griselda González, ordenó su captura y lo imputó por feminicidio. El hombre es oriundo de la ciudad de San Pedro del Paraná, pero fijaba domicilio en el barrio Arroyo Porã, de la ciudad de Cambyretá, de acuerdo a los datos proveídos por la familia de la finada. Hasta el cierre de nuestra edición, continuaba con paradero desconocido.

Varias víctimas

Desde el Hospital de Trauma informaron que 15 mujeres víctimas de la violencia machista fueron atendidas en Navidad.

Dejá tu comentario