Actualidad

Viuda negra y su examante ligaron 30 años de cárcel

Mataron al marido para cobrar seguro de vida de G. 300 millones. Suerte del sicario se conocerá en juicio aparte que no tiene fecha aún.

Con total tranquilidad Gladys Andrea Garay ingresó a la sala de juicio oral.

La mujer de 48 años, conocida como la Viuda Negra, dijo al Tribunal que era inocente por el crimen de su exmarido Juan Antonio López Cantero. Fue el 26 de febrero del 2017 en San Antonio y la fiscala María José Pérez demostró que sí participó del mortal ataque.

Ocurrió al filo de las 2:30 de la madrugada de ese día. Gladys dejó abierta la puerta para que entren su amante Carlos Ramón Ferreira y el sicario Joel Servián, a quien contrataron ambos.

Ya ellos adentro, Gladys le dijo a Antonio que escuchó ruidos y le pidió que eche un vistazo.

“El marido, dormitando, caminó hacia la puerta delantera y Carlos le aplicó el golpe de picana, y le dieron el arma blanca al sicario para degollar a la víctima”, detalló Pérez en sus alegatos finales.

La fiscala explicó que esto constituyó gran alevosía, pues dejaron a la víctima sin posibilidad de defenderse. Lo mataron estando en el suelo, inconsciente.

Los cruces

Pero la prueba más contundente fue el extracto de cruce llamadas y ubicación de los celulares de Carlos y Gladys. Carlos, a las 00:27, estando en su casa en Lambaré, recibió una llamada de Gladys desde San Antonio. A las 00:33, recibió otra y su línea ya estaba en movimiento.

Casi dos horas más tarde, a las 2:23, es Carlos quien llama al número de Gladys y cuando el reloj marcó las 2:28, una antena los situó en el mismo punto: la casa del barrio Achucarro ( San Antonio), donde fue el homicidio. A las 3:11 el celu de Carlos sale de allí y a las 4:10 llega a Lambaré, allí compra cervezas y las comparte con el sicario.

Premeditado

Según Pérez, fue la codicia la que llevó a Gladys a planear la muerte de Juan Antonio, luego de cobrar el 22 de diciembre del 2015 G. 50.000.000 por el seguro de vida de su marido Gerardo Ferreira, fallecido el 2 de abril de ese año, como heredera legal pese a que ya hacía años que se habían separado. “Le convenció contraer matrimonio civil tres meses después de cobrar el seguro de vida”, dijo.

El 1 de marzo del 2016 se casaron, once meses antes del crimen. “El seguro de vida entró en vigencia el 1 de enero del 2017 y el crimen ocurrió 56 días después”, detalló la fiscala.

Mencionó que ella misma se encargó de pagar las dos cuotas que le darían acceso a los G. 300 millones.

Reconocido

También fueron clave los circuitos cerrados de una playa de autos, donde se ve a Carlos saliendo de la zona con el sicario. Con todas las pruebas a mano, los jueces Julio Granada, Leticia De Gásperi y Gloria Garay condenaron a ambos a la pena máxima: 30 años de prisión. Ella como autora moral y él como coautor. Marcos López, hijo del fallecido, dijo en juicio que no sabía nada del seguro de vida, tampoco del matrimonio celebrado sin su consentimiento. Él cobró el seguro de vida de su finado padre.

Matón irá a juicio

matón
<p>Joel Esteban Servián Leite, el sicario contratado para cometer el crimen, no fue a juicio ante la falta de abogado, contó a EXTRA la fiscala Pérez. El Tribunal tendrá que decidir cuándo se desarrollará. El hombre ya cuenta con varios antecedentes por hechos similares.</p>

Joel Esteban Servián Leite, el sicario contratado para cometer el crimen, no fue a juicio ante la falta de abogado, contó a EXTRA la fiscala Pérez. El Tribunal tendrá que decidir cuándo se desarrollará. El hombre ya cuenta con varios antecedentes por hechos similares.

¿No era el papá?

Durante el juicio declararon las hermanas de Gerardo (primer marido de Gladys) y contaron que siempre tuvieron dudas sobre la muerte de este y la paternidad de los hijos de Gladys. Según ellos, solo el mayor era de él y que la más chica es hija de Carlos.

Se casó otra vez

La fiscala Pérez dijo que estando en prisión Gladys se casó por tercera vez. Su marido es un hombre a quien conoció cuando él visitaba a otra reclusa. Según ella, debido a su carácter, la mujer no tiene buen relacionamiento con las demás internas.

“Estuve enfermo de celos”, confesó el ex

amante
<p>Una sorpresiva confesión fue la que hizo Carlos Ferreira ante el Tribunal de Sentencia.</p> <p>El amante dijo que fue él quien planeó y ejecutó el crimen al sentirse supuestamente traicionado por Gladys, luego de enterarse de que se había casado tras la muerte de su primer esposo.</p> <p>“Empecé a tomar mucho. Ella no tiene nada que ver en esta situación. Estuve enfermo de celos”, aseveró.</p> <p>Dijo que él sondeó los movimientos de Juan Antonio, debido a que eran colegas (mecánicos) y así fue que lo conoció, lo que permitió que le abra la puerta de la casa esa madrugada.</p> <p>No obstante, el amante fue reconocido por los vecinos del matrimonio, quienes confirmaron en juicio que lo veían ingresar a la casa de Juan Antonio cuando este se iba a trabajar.</p>

Una sorpresiva confesión fue la que hizo Carlos Ferreira ante el Tribunal de Sentencia.

El amante dijo que fue él quien planeó y ejecutó el crimen al sentirse supuestamente traicionado por Gladys, luego de enterarse de que se había casado tras la muerte de su primer esposo.

“Empecé a tomar mucho. Ella no tiene nada que ver en esta situación. Estuve enfermo de celos”, aseveró.

Dijo que él sondeó los movimientos de Juan Antonio, debido a que eran colegas (mecánicos) y así fue que lo conoció, lo que permitió que le abra la puerta de la casa esa madrugada.

No obstante, el amante fue reconocido por los vecinos del matrimonio, quienes confirmaron en juicio que lo veían ingresar a la casa de Juan Antonio cuando este se iba a trabajar.

Dejá tu comentario