Extra
clima
24º C
G 6270
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Villa 21 se prepara para celebración de Caacupé

Harán serenata, peregrinación y novenario a la Virgen.

No solo en el país se vive a flor de piel la devoción a la Virgencita de Caacupé, sino también los paraguayos que dejaron el país, muchos de ellos por trabajo, también prepararan su festividad.

Tal es el caso de los compatriotas de la Villa 21, en Buenos Aires, Argentina, que organizan una gran celebración en honor a la Virgencita de Caacupé.

María Dominga Centurión señaló que cuentan con una parroquia, que lleva el nombre de la madre de todos los paraguayos. Allí organizan cada año el novenario, seguido de una fiesta.

Los pasillos de la “Villa de los paraguayos” se adorna con banderines de colores. A la medianoche del 8 de diciembre se realiza la serenata a la Virgencita y recuerdan con nostalgia al país.

“Es un verdadero espectáculo, llegan artista de diferentes puntos a ofrecer sus voces, también las promeseras” expresó.

En la mañana se lleva a cabo la procesión. La imagen de la Virgen recorre las principales avenidas y en cada pasillo de la villa. Los vecinos, con vela en mano, esperan el paso de la procesión frente a sus casas.

Promesa

María Dominga repartirá helados a los promeseros. “La situación económica no es buena pero cada año cumplo regalando helado a los fieles. La Virgencita ha hecho tanto por nosotros, que no puede haber excusas”, indicó.

La hija de María tiene 8 añitos, estudia música y es muy devota a la Virgen. “Mi hija pasó por muchos tratamientos, tenía perforación del oído, ella se encomendó a la Virgen de Caacupé. Ahora ya está mucho mejor, entonces preparó una música y le va a cantar en la serenata”, reveló.

CAACUPÉ-ARGENTINA_16919810.jpg

La pequeña también forma parte de la murga religiosa y está practicando a full para la fiesta.

Fiesta en Mataderos

Mañana, en la iglesia Don Orione, de Piedra Buena y Castañares, en Mataderos, ya realizan la celebración para la Virgen. A las 10:00 se inicia la santa misa.

Dejá tu comentario