Extra

Actualidad

Vigilarán el uso de celulares e internet de los paraguayos

El proyecto “Que establece la obligación de conservar datos de tráfico” fue presentado por los senadores Arnaldo Giuzzio, Arnoldo Wiens, Fernando Silva Facetti y Robert Acevedo. Argumentaron que es la única forma de investigar y atrapar a narcotraficantes y pedófilos. El proyecto “Que establece la obligación de conservar datos de tráfico” fue presentado por los senadores Arnaldo Giuzzio, Arnoldo Wiens, Fernando Silva Facetti y Robert Acevedo. Argumentaron que es la única forma de investigar y atrapar a narcotraficantes y pedófilos.

El proyecto de ley fue impulsado por legisladores con el objetivo de investigar a narcotraficantes y pedófilos, pero se presenta ambiguo porque propone que todos los usuarios de internet sean vigilados por un año por las compañías telefónicas.

“Si aprueban el proyecto, las empresas telefónicas tienen que guardar por obligación legal por 12 meses absolutamente todo. Sabrán la hora de conexión en las redes sociales, qué sitios visitó, adónde fuiste, con quién hablaste; es una violación a la intimidad de las personas”, señaló David Bogado de la ONG TEDIC.

Dijo que el proyecto cuenta con media sanción de la Cámara de Senadores y si no es tratada por los Diputados tendrá sanción fixta, es decir automática. “Esta normativa no garantiza que los empleados de la compañías no filtren las informaciones y no chantajeen a los usuarios”, subrayó.

“PYRAWEBS”

Bogado señaló que bautizaron al proyecto de ley como: “Pyrawebs”, ya que se asemeja al sistema de delatores de la dictadura stronista. “Ahora las informaciones van a ser 'pyraguetado' digital”, expresó. Agregó que la aprobación del proyecto obligaría a las compañías telefónicas a invertir mucho dinero para implementar el sistema.

A su turno, la diputada Olga Ferreira manifestó que este proyecto refleja un retroceso y un atentado contra la intimidad de las personas. En declaraciones a la 780 AM manifestó su oposición al tema, alegando que podría prestarse a chantajes y extorsiones.

Dejá tu comentario