Extra

Actualidad

VIDEO: De nuevo agreden y extorsionan a turista en Ciudad del Este

Bajo amenazas quisieron obligar a un brasileño a comprar un arma; finalmente, le sacaron 500 reales, pero el afectado denunció. Detienen a supuesto "pirañita" que se hizo pasar por guía de turismo.

Un nuevo caso de agresión y extorsión a turista brasileño en Ciudad del Este fue denunciado con gran difusión en los medios del vecino país. El denunciante, Artur Soares de Oliveira Neto (27), de Curitiba, denunció que le quisieron obligar a comprar armas, le sacaron su billetera y fue obligado a entregar 500 reales (poco más de 730 mil guaraníes).

Ocurrió el lunes cuando aprovechando una visita a Foz de Yguazú quiso comprar una computadora y cruzó hasta la capital del Alto Paraná. Allí fue abordado por un supuesto guía que se ofreció para llevarle a una tienda especializada en electrónica.

Fue el comienzo de su pesadilla. Cuando llegaron al supuesto negocio, cuatro hombres le ofrecieron armas y le dijeron que no saldría del local sin comprar nada. Cuando les dijo que él solo buscaba una computadora, uno de ellos ya le había sacado su cartera, donde tenía 4 mil reales (casi 6 millones de guaraníes). Entonces le dijeron que solo le largarían si les pagase al menos 500 reales.

No tuvo más remedio que entregar el dinero, pero luego fue a denunciar el hecho ante la Comisaría Primera de Ciudad del Este. Más tarde fue detenido un muchacho de 17 años, domiciliado en el kilómetro 8 Acaray, que resultó ser el supuesto guía que le había abordado. De su poder incautaron una pistola calibre 9 milímetros. El mismo es hermano de otro sujeto que ya en agosto último había sido detenido por una extorsión similar.

El caso ocurrió en el segundo piso del shopping denominado Hwu II, en Adrian Jara y Rubio Ñu, pleno microcentro de ciudad del Este.

Las denuncias de extorsión a turistas son frecuentes en la capital altoparanaense; incluso semanas atrás fueron detenidos varios agentes involucrados con organizaciones que se encargan de abordar a turistas y hasta mantenerlos secuestrados hasta sacarles cuantiosas sumas.

Dejá tu comentario