Extra

Actualidad

Vendían biblias en las casas y luego robaban

En sus visitas estudiaban a las víctimas para los atracos.

Tras una serie de indeseadas visitas a su domicilio en Fernando, Arnaldo Diosnel Cano se cansó de los delincuentes y decidió colocar circuitos cerrados.

En noviembre recibió la última de ellas y quedaron grabadas siluetas y rostros de dos hombres.

En la mañana de ayer, agentes contra el crimen organizado capturaron a dos colombianos, y grande fue la sorpresa de la víctima cuando pilló que eran los ladrones, que de mañana “trabajaban” ¡vendiendo de biblias! y de noche... robaban.

“Vendían libros, biblias y rosarios como fachada. Aprovechaban para entrar a las casas y ver si se daban las condiciones para entrar a robar”, dijo el subcomisario Juan Valenzuela. También marcaban (con pasacalles) la casa que irían a visitar.

Ellos no contaron con que en la casa de Arnaldo hubiera cámaras y que los reconocieran.

Se trata de John Fredy Garces Robledo y Héctor Fabio Montoya Cardona, ambos colombianos de 43 años, apuntó Valenzuela.

El agente comentó que ambos entraban y salían del país tranquilamente, y que tras revisar sus pasaportes pillaron que uno de ellos salió del país a principios de año y volvió a ingresar en marzo.

Los detenidos fueron trasladados a la sede policial, donde quedaron a disposición de la Fiscalía.

De su poder incautaron varias evidencias, entre ellas un automóvil, celulares y tarjetas de memoria, biblias y rosarios.

Tras su detención surgieron más denuncias en su contra y se los reconoció en diversos robos.

Operaban también en otros países

El subcomisario Valenzuela comentó que uno de los detenidos ya cuenta con antecedentes por este tipo de hechos en la Argentina. Comentó además, que en ciudades como Dorados y Yguazú, personas de la misma nacionalidad cometen hechos de la misma naturaleza que los ayer detenidos en San Lorenzo.

Dejá tu comentario