Extra

Actualidad

Vecinos no pueden dormir por los ruidos de motores del IPS

Máquinas son del sistema colector de cloacas del hospital de Oviedo.

Con un “che kuerái”, un poblador que vive pegado al Hospital del IPS de Coronel Oviedo, Caaguazú, denunció que hace como ocho meses que no puede dormir a causa de los molestosos ruidos que generan siete motores del sistema colector de cloacas del centro médico.

“Uno llega del trabajo cansado, con ganas de querer descansar, pero cuando vas a dormir, hacen funcionar los motores que no te dejan ni cerrar los ojos. Nosotros somos los más afectados porque está pegado a nuestra casa y ya no sabemos qué hacer”, manifestó Pablo Cañete.

Según la denuncia, solo por las noches hacen trabajar las máquinas, hasta la mañana del día siguiente. Al menos seis familias son las afectadas que afirman que ni la tele pueden ponerse a ver, porque del fuerte sonido no se escucha nada.

Gente enferma

“En casa tenemos criaturas, personas enfermas. Mi cuñado está en cama y no le deja de doler la cabeza por culpa de los escandalosos ruidos, nos quejamos pero nadie nos hace caso porque somos pobres. Ya hablé con el director del IPS pero me dijo que él no tiene nada que ver con eso. Me mandaron con el encargado de las maquinarias y él me trató muy mal”, se quejó el don.

Los vecinos piden que se llegue a un acuerdo, por lo menos que los motores hagan trabajar de día y ya no por las noches, como lo vienen haciendo.

Polución

En el caso de no hallar una pronta solución, avisaron que todo el vecindario irá al Ministerio Público a denunciar el caso como polución sonora, pues alegan que están hartos de levantarse pirevai a causa de no descansar bien.

“Sabemos que esto ya será así y lo único que queremos es descansar, como todo ciudadano normal. Ir a trabajar , regresar a casa y estar en paz”, clamó el afectado.

Desde la redacción de EXTRA intentamos comunicarnos con los encargados de los motores, para contar con su versión, pero lastimosamente no atendieron el número de línea baja que nos facilitaron.

Dejá tu comentario