Extra

Actualidad

"¿Ustedes qué quieren? ¿Que invada Paraguay?"

Tras un roce con Stroessner por qué empresa debía constuir la represa, en 1974 un presidente militar brasileño llegó a preguntar a sus más cercanos si querían que invada Paraguay.

“¿Y ustedes qué quieren que haga? ¿Que invada Paraguay?”. Así respondió el entonces mandatario brasileño Ernesto Geisel cuando una comitiva que trabajaba en el proyecto de Itaipú le llevó la condición de Stroessner para que se contratara la empresa de su amigo a cambio de aceptar la construcción de la represa.

Así relata este jueves el sitio del semanario Epoca, del grupo O Globo, donde relata los choques diplomáticos ocurridos a lo largo de la historia en relación a la binacional que –según la publicación- inicialmente era solo un proyecto brasileño, ya desde la década de los años 50, sin involucrar al Paraguay.

El general Geisel, quien comandó el Brasil entre 1974 y 1979, había enviado a Asunción a sus altos funcionarios para comentarle a Stroessner que a firma Andrada Gutierrez había sido ganadora de la licitación para la hidroeléctrica. “Por el lado paraguayo, ganó don Sebastián”, fue la respuesta del dictador paraguayo que dejó atónitos a los enviados brasileños.

El compañero de pesca

Se refería a Sebastián Camargo, propietario de Camargo Correa, que era compadre de Stroessner y frecuente compañero de pesca. Al final, la solución encontrada por el gobierno del vecino país fue agregar al socio del dictador paraguayo en el consorcio que construiría la represa más grande del mundo en ese momento.

La publicación señala que en opinión de los técnicos brasileños, el Brasil debía construir solo la represa y pagar solamente royalties al Paraguay por el uso de las aguas. Pero una decisión del presidente Emilio Médici (quien comandó el Brasil entre 1969 y 1974) aceptó a nuestro país como socio. Una “una decisión más político-militar que técnica”, añade el artículo.

Esta afirmación de que Brasil quería construir solo la represa coincide con una entrevista a Conrado Pappalardo (excercano colaborador de Stroessner), en junio último, en el diario Ultima Hora, donde decía tambien que "los brasileños empezaron a hacer estudios sobre los Saltos del Guairá y del aprovechamiento hidroeléctrico a nuestras espaldas, sin consultarnos y sin avisarnos. Por lo visto no nos consideraban".

La publicación ("O bastidor do choque diplomático em torno de Itaipú"), que desarrolla ampliamente el estado actual del conflicto en torno a la Itaipú puede leerse íntegramente en su versión original en portugués, presionando AQUÍ.

Dejá tu comentario