Actualidad

UPD: "Siento vergüenza y rabia", lamentó papá

Alumnos farristas fueron retirados por sus padres.

En principio el Colegio Área 1“Atanasio Riera” de Ciudad del Este estaba entre las noticias positivas por preparar un Último Primer Día (UPD) solidario. Visitaron el Hospital Regional y un hogar de niños para entregar desayuno.

El viernes, una comitiva fiscal se encontró con una feroz farra que realizaron los mismos alumnos, con bebidas alcohólicas y competencia de quién ponía la música más fuerte con parlantes.

Daniel Ruiz Díaz, padre de uno de los chicos, lamentó la situación y admitió que la mayoría de los padres sabía que la fiesta se iba a realizar.

“La conducta de los chicos es terrible hoy en día. No respetan a los padres. Estoy muy molesto, siento rabia, estoy enfadado. Tenían que estar en clase a esa hora. Le hablé, le encaré a mi hijo, se enojó, estoy avergonzado”, dijo el señor tras retirar a su hijo de un local donde la Fiscalía halló bebidas alcohólicas, en la farra por el UPD.

En la semana, la PMT de la capital esteña mandó al corralón a casi toda una caravana de alumnos que llevaron hasta un pelopincho con cerveza en su interior.

Nota relacionada: UPD terminó en el corralón de la PMT

Ña Nancy comentó a EXTRA que su hija no fue a su UPD del colegio en Villa Elisa porque hablaron de comprar bebidas alcohólicas y ella no lo permitió. “Mi hija no asistió porque no estuve conforme con la organización de sus compañeros. Ya que el grupo de compañeros decidió llevar bebidas alcohólicas y personas ajenas a la institución o de otro curso. Por eso mi hija de 16 años, alumna del último año, no asistió”, indicó. La doña explicó que tanto los padres y los alumnos estuvieron de acuerdo con la fiesta. Agregó que es “una lástima que los propios padres hayan apoyado el evento”.

Falta al deber del cuidado

El festejo del colegio de Área 1 por el UPD inició con una caravana y terminó en una casa de eventos denominada La Roche, ubicada sobre la avenida Monseñor Rodríguez del kilómetro 10 de Ciudad del Este. El festejo fue interrumpido por un allanamiento encabezado por la agente fiscal Vanesa Candia, quien adelantó que estudiará si los padres de los menores encontrados en el lugar pueden ser procesados por falta al deber del cuidado.

Dejá tu comentario