Extra

Actualidad

Unos 120 hombres reciben prestación de sus ex parejas

Las que viajaron a España son las más demandadas por manutención.

Carlos T. (omitimos su apellido porque tiene hijas menores) consiguió la prestación de alimento para sus dos nenas. La esposa viajó a España hace 3 años y desde ahí comenzaron los problemas.

Su historia registrada en la organización Kuimba'e Aty señala que la doña viajó buscando un mejor porvenir para la familia, mientras él se quedó con las dos nenas, una de 6 años y otra de 8. En los primeros meses, la esposa llamaba todos los días, consiguió trabajo y enviaba dinero para cubrir las necesidades de las niñas. Con el correr del tiempo ya no llamaba con frecuencia y tampoco enviaba el dinero.

A los un año, la mujer se desentendió de sus hijas y se borró. El marido hizo un seguimiento a través de amigos y se enteró que ella se hacía pasar por soltera y que incluso se casó con un dominicano.

Al enterarse de todo, inició los trámites de prestación. Primero fue a la comisaría, después al Juzgado de Paz y por último al Juzgado de la Niñez y de la Adolescencia. En los tres lugares sintió que lo trataron de kuña' i.

“Escuchaba que decían que era un maricón, pero seguí hasta el final. La mamá de mis hijas envió un abogado, no quería que le demande por bigamia y tenga problemas con la radicación. Así que hicimos el acuerdo judicial y le pasa a mis hijas la prestación”, indicó el accionante.

Este es uno de los casos en el cual intervino la Asociación Kuimba'e Aty. Su presidente, Cristhian Paniagua, reveló que ayudaron a unos 8 varones a conseguir la prestación de alimentos.

“En el país hay muchos hombres que se hicieron cargo de sus hijos menores, mientras sus esposas o ex parejas rehicieron su vida y se olvidaron de su responsabilidad como madres. Especialmente aquellas que viajaron a Argentina y España.

“La ley es igualitaria para el hombre y la mujer, pero cuando el varón es el que pide la prestación de alimentos, pasa por muchas humillaciones”, afirmó el activista. Afirmó que, en el país existen unos 120 papás que consiguieron la prestación de sus exparejas.

Tienen miedo en pasar papelón

El presi de Kuimba'e Aty afirmó que hay muchos hombres abandonados por sus ex, y que se quedaron con las criaturas, pero no se animan a pedir la prestación por temor al papelón.

“Las trabas comienzan desde la comisaría hasta llegar al Juzgado, muchas juezas son feministas, algunas sí obran con justicia”, dijo. Recomendó que todo padre abandonado con hijos menores debe hacer sí o sí la constancia en el Juzgado de Paz, de que la mujer dejó la casa.

Dejá tu comentario