Actualidad

Una mujer fue molida a golpes por su excuñado

La doña teme que en próximo feriado vuelva a agredirla.

Rosana Salinas Leiva (38) fue víctima de una brutal golpiza en la madrugada de la Navidad por parte de su excuñado.

Todo comenzó a eso de las 1:30 del 25 de diciembre, cuando el joven, de nombre Jorge Zárate Galeano (22), llegó a la casa de Rosana, ubicada en el barrio Inmaculada, de Caaguazú, y los saludó por Navidad, pero supuestamente uno de los presentes no lo hizo.

Por eso se inició una discusión y lo echaron de la casa. Poco después regresó, echó a patadas el portón y agredió con piedras a los que estaban en la vivienda. Luego salió a la calle y ahí rompió el parabrisas del auto del yerno de Rosana.

“Yo salí y le pregunté cuál era su problema, pero recibí un golpe de puño por la cara que me dejó inconsciente y mis hermanos salieron y se enfrentaron a él para defenderme. Llamamos a la policía y mientras eso él nos amenazaba de muerte a todos, pero cuando llegó la policía él ya se escapó”, contó la víctima a EXTRA.

Desde entonces, el joven pasa frente a la casa con un machetillo y amenaza a la mujer. Según contó, ella había separado a su hermana de él y la envió a Santa Rita, justamente porque es violento y siempre maltrataba a su pareja.

“Ahora yo tengo miedo, porque si no le detienen, yo voy a dejar mi casa y me mudo a otro lado, porque puede volver a atacarme. Para más, ahora estoy sola porque mis hermanos ya regresaron a sus casas”, mencionó la afectada.

Terapia para hombres

Raquel Iglesias, directora general del Observatorio del Ministerio de la Mujer, mencionó a La Lupa que a mediados de junio estarán comenzando a aplicar terapias a hombres que son denunciados por violencia contra la mujer, para así tratar de cambiar el concepto que ellos tienen de las mujeres.

“Nuestra cultura es el tema, desde chico se les enseña que el hombre debe ser fuerte, que no debe llorar y eso hay que cambiar, porque son humanos, que pueden fracasar, que pueden llorar y ser sensibles”, manifestó en Telefuturo.

Esto se debe a la gran cantidad de mujeres que a diario son violentadas por sus parejas o exparejas o que son víctimas de feminicidios.

Dejá tu comentario