Extra

Actualidad

Una joven de 19 años denuncia a su ex de 74 y mirá lo que él contestó

Con 55 años mayor que ella, el señor afirma que la chica es una oportunista. El violento suceso ocurrió en una calle del barrio Santa Librada de Yaguarón.

Rocío, de 19 años, iba caminando con dirección a su colegio, cuando de repente le salió al paso Carlos Santander (74), su expareja, y tras una discusión el hombre le dio una trompada en la cara. Desde entonces, la chica vive con mucho miedo y aseguró que hasta ahora el señor la amenaza.

El suceso ocurrió el pasado 8 de octubre en el barrio Santa Librada de Yaguarón, Paraguarí. Ese mismo día, la afectada fue a la comisaría a denunciar a Santander, que es un conocido locutor de la zona.

La joven manifestó que hace un mes ella rompió la relación con el abuelo, pero dijo que él no acepta la separación, por lo que constantemente la sigue buscando para hablar. “Yo me negué a hablar con él y ahí comenzó a agredirme verbalmente e insultándome, diciendo que seguro yo ya tengo otro hombre, por eso que no quiero hablar con él y me pegó”, relató la víctima, quien fue auxiliada por sus compañeras hasta el hospital de la ciudad, ya que tuvo un corte en la boca.

Santander había pedido perdón públicamente a la familia, mediante el programa radial que conduce, y dijo que nunca más iba a reaccionar así. Sin embargo, la hermana de la víctima asegura que todos los días el comunicador llama y amenaza a su hermana. “Le acusa de que ella ya tenía otro hombre cuando seguía andando con él y que peor le va a ir a ella”, contó Celestina Paredes.

"Me pidió que nos casemos"

El acusado, en contacto con EXTRA, señaló que la denunciante es una oportunista y mentirosa. “Hace un mes y medio ella me pidió para que nos casemos, pero yo le dije que ya soy viejo y que busque a alguien de su edad. Yo no soy tonto, soy viudo, tengo propiedades y problema del corazón. Ella solo quiere casarse para quedarse con mis bienes, es una oportunista que no quiere trabajar”, contraatacó.

Según Santander, él desde hace un año y medio le paga los estudios en un colegio privado y le cumple sus caprichos. “Incluso ahora quieren que paguen el colegio, pero yo ya no voy a pagar nada”, declaró el hombre.

Dejá tu comentario