Actualidad

Una feliz Navidad, multiplicada x 5

Sus padres alquilaron una casa cerca del sanatorio para estar cerquita ya que los quintillizos seguirán internados.

A unos 90 kilómetros de casa y todavía en el sanatorio pasarán los quintillizos su primera Navidad. Junto a ellos, sus dichosos padres.

Débora Rambo contó que el domingo de tardecita vio por fin a sus cinco hijos, al día siguiente de su nacimiento en Ciudad del Este.

Hasta ese entonces, solo pudo alzar a dos: Zahra y Murilo, los más fuertecitos.

Contó que no hubo tiempo para las fotos, solo tienen las que se publicaron a través de la prensa. Así que los tíos y amigos están con las expectativas al máximo.

Mientras tanto, organizan actividades para recaudar dinero y ayudar a los papis con los gastos.

“La verdad que no definimos todavía quiénes van a ser los padrinos porque todo fue muy rápido, sí queremos dar preferencia a nuestros hermanos, y algunos amigos también nos están ayudando bastante”, dijo la mami en contacto con EXTRA.

Lo que sí decidieron hace tiempo, y tras mucho reflexionar, fueron los nombres para las dos niñas y los tres varones. Cada uno tiene su significado.

“Fueron dos promesas que hice: uno por la fertilidad, y otro porque a mitad de camino del embarazo se detectó que un bebé no tenía riñón ni vejiga y que no iba a sobrevivir”, recordó. Por fortuna, todos nacieron sin ese problema de salud.

Los significados de los nombres escogidos para cada uno:

1-Isabella Ayleen: consagrada a Dios, círculo de luz alrededor del sol.

2-Benjamín Gael: hijo de la virtud, de la felicidad, dotado de generosidad.

3-Zahra Gabriela: flor, florecer, brillante, que tiene la fuerza de Dios.

4-Nathan Rafael: regalo de Dios, quien fue curado por él.

5-Murilo Henrique: protector, príncipe poderoso.

“Hasta ahora no tenemos descanso”, dijo doña Raquel Montenegro, también mamá de quintillizos que nacieron en 2015. Hoy en día viven cuatro. “Hicimos malabares para cuidar a todos”, mencionó a la 1080 AM. Añadió que era más fácil cuando eran bebés.

Dejá tu comentario