Actualidad

Una familia se contagió del coronavirus en el Mercado 4

Comerciantes dijeron que ligaron COVID-19 en su puesto en Feria Aragón.

Desde el lunes pasado una familia de comerciantes del Mercado 4, entre hijos y nietos, están aislados luego de presentar síntomas del coronavirus.

Los afectados contaron que se contagiaron en su puesto de ventas, ubicado en Feria Aragón.

“Hasta el momento, mi exseñora no tiene todavía sus resultados, por lo que no sabe si tiene o no el virus, pero su papá el sábado entró ya en terapia. Gracias a Dios mis hijos solo manifestaron síntomas leves”, comenzó contando J. L.

La semana pasada, su hijo mayor de 15 años, lo llamó y le contó que su abuelo al parecer tenía coronavirus, el señor quedó muy preocupado, pero por precaución no podía ir a verlos y unos días después, el adolescente comenzó a sentir picazón en la garganta y perdió el sentido del gusto.

“Estaba desesperado, pero gracias a Dios, ahora están mejor, mi otra hija de 12 años, sí fue un poco más complicado, pues no podía respirar bien”, sostuvo.

Discriminación

“Lastimosamente hay mucha gente que discrimina, pero no sabe que todos estamos expuestos”, dijo.

La familia comentó a Salud que posiblemente los dueños de un local que están al lado de ellos enfermaron primero, cerraron su negocio sin decir nada y fue el inicio del contagio.

En tanto la Dirección del Mercado 4, dijo que la parte de Feria Aragón no les compete, pues el sector es privado, pero de todas formas están reforzando los controles, aseguró Cristian Bareiro, director del Mercado 4.

Ayer, en varias instituciones se dieron casos positivos como el Banco Central del Paraguay (BCP), el Consejo de la Magistratura, Junta Departamental de Itapúa, Radio Nacional de San Pedro, entre otros.

Testimonios

“Yo siempre digo que nunca debemos confiar en el otro, cada uno debe de cuidarse, lavarse las manos cada rato o usar alcohol, porque si vamos a tener miedo al virus, vamos a morir de hambre, debemos de tener cuidado nomás al salir”, dijo la vendedora Gloria Martínez.

“La gente no quiere usar el tapabocas como se debe, es incómodo, pero por lo menos deben de colocarlo bien cuando entran a los locales comerciales. Nosotros estamos con el Jesús en la boca, pero debemos trabajar para comer”, señaló Lorenzo Benítez, vendedor ambulante.

Y Melania González resaltó su miedo. “No sabía que ya se dio un caso positivo dentro del Mercado 4, me da miedo, porque siempre compro cosas de acá, pero gracias a Dios ya me acostumbré a no tocar mi rostro cuando estoy por la calle, y al llegar a casa me baño y luego recién saludo a mis padres”, refirió.

Dejá tu comentario