Extra

Actualidad

Una escolar denunció que le quitaron sangre a la fuerza

Se inició la investigación, usarán Cámara Gesell para hablar con niños.

La vieja leyenda de personas que atacaban niños y jóvenes para extraerles la sangre y luego traficar con ella volvió a surgir en la ciudad de Caapucú.

Supuestamente, el viernes una mujer vestida de blanco y con jeringa en mano extrajo sangre a una niña de 7 años, casi enfrente a la escuela Héroes del Chaco, a la salida del cole, tipo 11:30 de la mañana. Ella estaba cerca del portón de la institución aguardando a otra persona.

“Si contás algo, te mato”, le habría dicho la extraña mujer, quien la atajó de la muñeca mientras le quitaba la sangre y después se subió en un auto blanco y rajó del lugar.

La niña, aterrada, contó lo que pasó a la mamá, quien realizó la denuncia a la Comisaría 3ª de Caapucú.

Los agentes de esta dependencia confirmaron el caso a EXTRA y que se informó de forma inmediata a fiscalía, para evitar que crezca el pánico de las familias ante un posible caso de traficantes de sangre. Efectivamente, la fiscal Teresa Paredes realizó los primeros trámites y adelantó que el médico forense no encontró los rastros característicos que se quedan en el brazo, una vez que se extrae la sangre.

NO QUIERE VOLVER AL COLEGIO

La nena se niega rotundamente a volver al cole después de lo que supuestamente pasó.

“Por ser menor de edad vamos a tener los cuidados correspondientes. Hay una investigación muy prematura, vamos a necesitar una psicóloga para que converse con la niña en la Cámara Gesell y tratar de entender qué realmente está pasado”, señaló la fiscala. Igualmente, se analizará el entorno familiar de la afectada.

Lo concreto es que no se sabe si la señora vestida de blanco que le extrajo la sangre a la nena fue producto de su imaginación o hay algo más que le produce temor para volver a clases. Un mitã’i de 5 años supuestamente pasó por la misma situación.

Todo el pueblo ya sabe del caso y las opiniones están divididas: algunos padres dijeron que la niña inventó el ataque y el motivo sería algún conflicto dentro de la familia misma.

Otro grupo está preocupado ya que alegan que una pequeñita no puede tener tanta imaginación para inventar que una señora le extrajo la sangre, con tal de rabonear en la escuela.

Dejá tu comentario